Holanda saca a 400 migrantes de un campamento precario

·2  min de lectura
Cientos de migrantes se preparan para pasar la noche al aire libre en el exterior de un atestado centro para solicitantes de asilo en Ter Apel, en el norte de Holanda, el 25 de agosto de 2022. (AP Foto/Peter Dejong) (ASSOCIATED PRESS)

LA HAYA, Holanda (AP) — Las autoridades sacaron a unos 400 solicitantes de asilo de un campamento improvisado en el exterior de un abarrotado centro de acogida en el noreste de Holanda luego de que un reporte calificó el lugar donde cientos de personas dormían a la intemperie como un peligro para la salud.

Los migrantes fueron trasladados durante la noche a alojamientos alternativos en otros lugares, explicó el sábado Leon Veldt, vocero de la organización gubernamental que acomoda a los solicitantes de asilo.

La medida se tomó luego de que un equipo de la Inspección de Sanidad y Juventud visitó el mísero asentamiento temporal en la localidad de Ter Apel y dijese que había “un grave riesgo de brotes de enfermedades infecciosas como consecuencia de una falta total de higiene”.

En la víspera, 150 personas fueron trasladadas a dos pabellones deportivos en una ciudad del centro del país en un intento por aliviar una crisis que ha hecho que alrededor de 700 personas durmiesen en el exterior del atestado centro esta semana. Los defensores de los refugiados compararon la situación con la de los desbordados campamentos de Grecia e Italia, que suelen ser el primer destino de los solicitantes de asilo que llegan a Europa.

Un bebé de tres meses falleció esta semana en un pabellón deportivo en el centro de Ter Apel y las autoridades están investigando la causa del deceso. Además, dos hombres fueron trasladados a un hospital, uno por un ataque al corazón y otro por una diabetes que llevaba semanas sin tratar.

Las condiciones del centro eran tan precarias que la filial holandesa de Médicos Sin Fronteras envió un equipo a la zona el jueves en su primer operativo en el país.

El primer ministro, Mark Rutte, dijo el viernes que estaba avergonzado por las escenas en Ter Apel y, por la noche, su gobierno anunció una serie de medidas destinadas a aliviar la escasez de alojamiento para los solicitantes de asilo en el país.

Entre ellas, se limitó temporalmente la reunificación de las familias refugiadas y el número de migrantes que entran al país en virtud del acuerdo alcanzado en 2016 entre la Unión Europea y Turquía.