Holanda cancela los eventos de más de cien personas, pero no cierra escuelas

Agencia EFE

Bruselas, 12 mar (EFE).- El Gobierno holandés anunció este jueves un nuevo paquete de medidas para evitar la expansión del coronavirus por el que se prohibirán todos los eventos de más de cien personas y se recomienda a quienes tengan síntomas leves que permanezcan en casa, pero no se decreta el cierre de colegios.

Las medidas llegan después del importante aumento de casos en la provincia de Brabante Septentrional, la más afectada del país, donde en total se han registrado 614 contagios, de ellos 111 nuevos hoy mismo, y cinco fallecidos por el COVID-19.

Estas acciones, que se aplicarán al menos hasta el próximo 1 de abril, incluyen la prohibición de actos con más de cien personas, lo que implica la cancelación de eventos deportivos, conferencias, representaciones teatrales o servicios religiosos, entre otros.

Asimismo, se recomienda a quien presente síntomas de resfriado, tos o fiebre que permanezca en su casa y llame a su médico de cabecera si la situación empeora.

Para el personal sanitario o los que prestan servicios esenciales, esta recomendación solo se aplica si tienen todos los síntomas y fiebre, con el fin de garantizar que esos servicios siguen funcionando.

Las escuelas, sin embargo, seguirán abiertas, puesto que el Gobierno holandés considera que la "perturbación social" que generaría su cierre sería "muy grave", ya que obligaría a los padres a quedarse en casa, y porque los menores no son uno de los grandes grupos de riesgo, explicó en una rueda de prensa el primer ministro del país, Mark Rutte.

No obstante, sí se pide a las universidades que cancelen las clases magistrales con muchos alumnos y que recurran a la enseñanza por internet.

También se recomienda limitar las visitas a personas mayores y a estas que eviten usar el transporte público en la medida de lo posible.

Rutte reconoció que se trata de medidas "drásticas" para intentar contener el virus a la vista de la situación en Brabante Septentrional, donde los servicios sanitarios, especialmente los de cuidados intensivos, están bajo gran presión.

En esta área, en la que las restricciones que ahora se aplican al país ya eran efectivas, se prevé que se adopten nuevas medidas aún más estrictas para limitar los contagios.

(c) Agencia EFE