Holanda: Se mantiene toque de queda, con apelación pendiente

MIKE CORDER
·2  min de lectura
Canales y calles casi vacías en el normalmente bullicioso barrio rojo de Ámsterdam, el jueves 4 de febrero de 2021, debido a las medidas para frenar la pandemia de coronavirus. (AP Foto/Peter Dejong)

LA HAYA, Holanda (AP) — Un tribunal ordenó el martes al gobierno holandés levantar el toque de queda que impuso el mes pasado para frenar la propagación del coronavirus, con el argumento de que la coalición gobernante del país no tenía derecho de usar poderes de emergencia para imponer la medida.

Sin embargo, un tribunal de apelaciones dijo más tarde que el toque de queda seguiría en vigor por lo menos hasta que se resuelva la apelación entablada por el gobierno contra la decisión del tribunal inferior. Se tiene programada una audiencia para el viernes.

El primer ministro Mark Rutte pidió a la gente que siga respetando el toque de queda nocturno, de las 9 p.m. a las 4:30 a.m., independientemente del resultado de la apelación, porque la medida “es un medio, no un fin”.

“Es realmente muy importante que limitemos nuestros contactos sociales tanto como sea posible por el riesgo de transmisión del virus”, agregó.

En una declaración escrita, el Tribunal de Distrito de La Haya señaló que el toque de queda era una “violación de gran alcance del derecho a la libertad de movimiento y la privacidad” que también restringe indirectamente los derechos a la libertad de reunión y manifestación.

La semana pasada, el gobierno extendió el toque de queda hasta marzo recurriendo a una ley que le permitió eludir el proceso legislativo habitual por tratarse de una situación de emergencia. Tanto al introducir el toque de queda como al extenderlo, el gobierno buscó y obtuvo el apoyo de la mayoría de los legisladores durante dos debates en la cámara baja del Parlamento holandés, pero no sometió la medida a una votación formal.

Sin embargo, el tribunal dijo que la introducción del toque de queda no era una emergencia que requiriera el uso del proceso de vía rápida, ya que se había discutido ampliamente durante la crisis del coronavirus.

Un grupo llamado Viruuswaarheid, o La Verdad del Virus, que se muestra profundamente escéptico con el enfoque del gobierno para frenar la propagación del virus, había pedido al tribunal que prohibiera el toque de queda, el cual provocó disturbios en los primeros días de su imposición, pero que es ampliamente respetado por la gran mayoría del país.

Hasta ahora, Holanda ha registrado cerca de 15.000 muertes confirmadas por COVID-19.