¿Un hogar de retiro en el zoo? Esta atracción de la Florida crea espacio para los animales mayores

·2  min de lectura

Dudamos que haya juegos de mesa, puré de papa o Geritol, pero la vida es buena para los animales de más edad en el Brevard Zoo de Melbourne, Florida.

La popular atracción creó un hogar de retiro para que las criaturas vivan sus últimos años con comodidad.

Según el Brevard Zoo, un animal se considera “geriátrico” cuando alcanza alrededor del 80% de su vida útil prevista.

“Como parte de nuestro enfoque preventivo para el cuidado de los animales, nuestros animales mayores reciben evaluaciones rutinarias de calidad de vida, dietas especializadas, medicamentos personalizados y ajustes en su hábitat”, declaró el zoológico.

Habrá tres hogares o hábitats distintos para tres especies diferentes. Conozca a algunos de los ancianos:

La murciélago Flounder, de 29 años: Esta llamada zorra voladora vive en el zoo desde 2001 y ha superado la esperanza de vida promedio de su especie. Su alojamiento incluye estructuras para trepar que la mantienen activa, así como peluches para mantener la soledad a raya. Flounder pasa la mayor parte del día durmiendo, como hacen los murciélagos, pero por la noche puede ser bastante juguetona. ¿Su comida favorita? La mantequilla de maní.

Josie la tapir.
Josie la tapir.

Josie la tapir, 28 años: Esta criatura nocturna con pezuñas, que no es nativa del Estado del Sol, está en la sección Wild Florida del zoo. Residente desde 1994, tiene muchos lugares para nadar y jugar, y también se junta con miembros de la población más joven. Al parecer el melón la hace feliz.

La lémur Matilda en Brevard Zoo. Tiene 15 años de edad.
La lémur Matilda en Brevard Zoo. Tiene 15 años de edad.

Matilda, el lemur de cola anillada, 15 años: Esta chica, todavía muy espabilada, comenzó su vida como mascota doméstica y fue donada al zoo. Ahora “vive la vida” detrás de escenas con cuidados veterinarios de primera clase, comida nutritiva, amplio espacio para explorar y cuerdas para trepar”, dice el zoo. La experiencia de Matilda es incluso de alta tecnología: dos veces a la semana le llevan una computadora con pantalla táctil para ver si es lo suficientemente inteligente como para “asignar valor a los objetos”. Kamots, de 28 años, un compañero de la cápsula de Expedición África, le hace compañía.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.