La histórica enciclopedia biográfica que contenía docenas de entradas sobre personajes que jamás existieron

·3  min de lectura

No se tiene la certeza si fue obra de un solo autor o, por el contrario, varias fueron las personas que colaboraron en escribir la ‘Appletons' Cyclopædia of American Biography’, una obra enciclopédica en seis volúmenes que fue publicada en Estados Unidos entre 1887 y 1889, la cual hacía un repaso en la biografía de más de veinte mil personajes que vivieron o estuvieron estrechamente relacionados con la historia del Nuevo Mundo, desde tiempos precolombinos hasta bien entrado el siglo XIX.

La histórica enciclopedia biográfica que contenía docenas de entradas sobre personajes que jamás existieron (imagen vía archive.org)
La histórica enciclopedia biográfica que contenía docenas de entradas sobre personajes que jamás existieron (imagen vía archive.org)

Lo que sí se tenía claro es que el autor (o autores) sabía de lo que escribía, describiendo a la perfección lugares e incluso utilizando lenguaje técnico y científico para referirse a ciertos temas o personajes.

Esta enorme enciclopedia (de ahí el término ‘Cyclopædia’) estaba llamada a ser un referente como obra de consulta por parte de historiadores y estudiantes y se esperaba que, tal y como fuese pasando los años, se le añadiesen nuevas entradas y volúmenes.

Pero, en 1919, tres décadas después de la publicación del sexto volumen, comenzó a hacerse públicos algunos errores que contenía la Cyclopædia de Appletons, descubriéndose que había entradas que relataban hechos no ocurridos(aunque sí bien documentados) pero sobre todo se encontró con una catorcena de bibliografías que hablaban de ciertos personajes (más concretamente botánicos) de los que no existía ni una sola referencia sobre su existencia.

El descubrimiento de dichas biografías fakes lo realizó John Hendley Barnhart, un prestigioso botánico estadounidense que desde hacía un año ocupaba el cargo de vicepresidente del de la Biblioteca del Jardín Botánico de Nueva York. Publicó un artículo en la revista científica ‘Journal of the New York Botanical Garden’ en el que destapaba dicho engaño.

Barnhart no sabía qué cantidad de entradas falsas podría contener la Cyclopædia de Appletons (de las más de veinte mil que allí había recogidas). Él había podido detectas catorce ¿pero quién sabía si habría muchos más supuestos personajes de otros campos?

En los siguientes años, varios han sido los investigadores que han revisado los seis volúmenes de aquella enorme enciclopedia, llegando hasta los dos centenares las biografías falsas de personas que realmente no existieron o nada tuvieron que ver con la historia del Nuevo Mundo.

La mayoría de las biografías falsas corresponden a supuestos científicos de origen europeo y que habían vivido antes del siglo XIX y de los que no se ha podido encontrar ni una sola reseña sobre sus vidas en documento alguno que no fuese la mencionada ‘Appletons' Cyclopædia of American Biography’.

Uno de los personajes falsos que aparecen es de origen español y es llamado ‘Andrés Vicente y Bennazar’, de quien se explica en dicha enciclopedia que en 1476 realizó un mapamundi (en el que se mostraba el Nuevo Mundo), dieciséis años antes que Cristóbal Colón viajara al continente americano.

Tampoco se sabe el motivo que llevaría a introducir toda aquella información falsa al autor o autores, siendo una verdadera incógnita. Una de las hipótesis es que podría haberse tratado de una obra colaborativa (como lo es hoy en día la Wikipedia) y que los editores de la misma (James Grant Wilson y John Fiske) pagasen por cada una de las entradas que los autores escribían, habiendo quien coló un buen puñado de biografías falsas con el fin de ganar más dinero.

Cabe destacar que, a pesar de contener esas entradas fakes, varias son las ediciones que se han publicado de la obra, pudiendo encontrar algunos ejemplares a la venta por internet e incluso leerlos de forma gratuita en plataformas online.

Fuente de la imagen: archive.org

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.