La historia del tenista Daniel Evans: la cocaína pudo arruinarle la vida, pero ganó su primer título a los 30 años

LA NACION
·4  min de lectura

El tenista británico Daniel Evans experimentó la oscuridad y tuvo la fortaleza para salir adelante. Nacido en Birmingham en 1990 y profesional de las raquetas desde 2006, estuvo un año suspendido entre 2017 y 2018 por consumo de cocaína. Reconoció su adicción y maldijo por aquella decisión. Poco a poco volvió a competir y, a los 30 años, se dio el gusto de conquistar su primer título ATP. El diestro de revés de una mano obtuvo el Murray River Open (uno de los dos certámenes de categoría 250 organizado por Tennis Australia en Melbourne) al derrotar en la final al canadiense Félix Auger-Aliassime por 6-2 y 6-3, este domingo.

Australian Open: un torneo siempre distinto y 10 historias en el primer Grand Slam de 2021

Justamente en Australia, más precisamente en Sydney 2017, Evans había alcanzado su primera final en el circuito. Pero cuatro años después de aquella ocasión, el británico logró su primera corona ante un rival estrella de la nueva generación como Auger-Aliassime (20 años; 21° del ranking) que, curiosamente, todavía no ostenta títulos ATP y perdió las siete finales que disputó: además de la apuntada en el Melbourne Park, tres en 2019 (Río, Lyon y Stuttgart) y tres en 2020 (Rotterdam, Marsella y Colonia 1). "No jugué muy bien en las dos primeras rondas, no me sentí muy bien en absoluto. Aguantando, encontré mi nivel al final y aquí estamos", sonrió Evans, que no perdió sets durante todo el certamen y desde este lunes ocupará su mejor posición histórica (26°).

Evans fue encontrado culpable de consumir cocaína en 2017 y fue suspendido. "Este es un momento muy difícil para mí y quería comunicar en persona que hace unos días me notificaron que el pasado mes de abril di positivo por cocaína en un control antidopaje. Es muy importante que todos sepan que esto (el control) no se realizó durante un torneo, y que tuvo lugar en un contexto que no tenía nada que ver con el tenis", explicó Evans, en su momento, muy angustiado. Estuvo sin competir desde junio de 2017 (era 55°) a abril de 2018 (volvió con cero puntos en el ranking).

"La cocaína es una droga muy dura y no sólo en el deporte, es terrible también en la vida. Arruina vidas. Es lo peor que he hecho en la vida. He decepcionado a mucha gente y no sólo eso, he traído mala prensa al tenis. Sólo Dios sabe lo que alguno de los grandes de este deporte habrá pensado cuando vio algo así en los titulares", reconoció después.

Sin Andy Murray en los primeros planos, desde hace tiempo que Evans logró cimentarse como la primera raqueta británica del tour. A los 30 años se quitó una espina ganando su primer título y va por más. En el Abierto de Australia, que comenzará este lunes en Melbourne, será el 30° preclasificado y debutará ante su compatriota Cameron Norrie, 67° del ranking.

Sinner no deja de maravillar

El tenis italiano disfruta de un momento de oro. Con ocho jugadores dentro del Top 100 (dos de ellos entre los mejores veinte, Matteo Berrettini -10°- y Fabio Fognini -17°-), encuentra en Jannik Sinner (19 años) un diamante en bruto. Este domingo derrotó por 7-6 (7-4) y 6-4 a su compatriota Stefano Travaglia para asegurarse el título del Great Ocean Road Open en Melbourne, el segundo de su carrera, ya que terminó 2020 con un trofeo en Sofía.

Entrenado por un sabio de la enseñanza de tenis como Riccardo Piatti, Sinner logró varias marcas de juventud que lo igualan con algunos de los mejores de la historia. Gracias a su triunfo en dos horas y ocho minutos, se convirtió en el más joven con dos títulos en el ATP Tour desde Novak Djokovic que, con la misa edad, se coronó en 2006 en Amersfoort y Metz.

Además, un tenista tan joven no obtenía títulos en torneos consecutivos desde que Rafael Nadal, también con 19 años, se impusiera en 2005 en Pekín y en el Masters 1000 de Madrid. El título le permitirá a Sinner aparecer en el puesto número 32, el más alto de su carrera y que le permitirá debutar con confianza (aunque sin descanso) en el Abierto de Australia, torneo en el que comenzará su tarea este mismo lunes ante el canadiense Denis Shapovalov, 11° preclasificado.