Esta profesora nunca gastaba su dinero y al morir repentinamente dejó a todos de piedra en el colegio con el porqué

·3  min de lectura
Cómo consiguió una humilde profesora amasar una fortuna que repartió entre sus alumnos
PIX11 News / Captura de video

Genevieve Via Cava fue una profesora de Nueva Jersey, Estados Unidos, que raras veces cenaba en restaurantes, compraba ropa nueva o gastaba dinero en ir a ver películas o asistir a conciertos. Era una persona bastante sencilla y que pasó 45 años trabajando con estudiantes con discapacidad. Por ello, todos se sorprendieron al descubrir que, años después de su muerte, había dejado una fortuna al Distrito Escolar Dumont, escuela en donde trabajó.

Siete años después de su fallecimiento, la institución recibió un cheque por el valor de un millón de dólares. Emanuele Triggiano, superintendente del colegio, reveló cuál fue su reacción tras la donación. “Nunca hubiéramos imaginado que ella hubiera amasado esa cantidad de dinero”, dijo la autoridad a la revista People. “Ella me dijo una vez que planeaba dejar algo para ayudar a los estudiantes, pero ¿1 millón de dólares? Es increíble”.

Gracias al dinero que donó, se podrán costear becas anuales de 25 mil dólares, lo que tendrá un “gran impacto en la vida de los niños que amaba”, asegura Triggiano.

Una vida sencilla y alejada de lujos

Viuda desde 1990, Via Cava solía recortar cupones semanalmente y no tenía hijos. Asimismo, llevaba una vida bastante sencilla, alejada de lujos, y depositaba los cheques que ganaba en una cuenta de ahorro que tenía en el banco.

Aunque no tenía familia directa que viviera cerca, la docente residía en una casa modesta que pertenecía a sus padres. Fue allí que desarrolló una estrecha amistad con Richard Jablonksi, un hombre que administraba una tienda de ropa que la mujer visitaba con frecuencia para buscar “descuentos del 70 por ciento”.

Genevieve Via Cava les dejó una herencia de un millón de dólares a sus alumnos
Genevieve Via Cava les dejó una herencia de un millón de dólares a sus alumnos (Shutterstock/)

Jablonksi, quien fue beneficiario del testamento de Via Cava, también quedó asombrado al descubrir que su humilde amiga había amasado una fortuna. “Cuando me dijo siete años antes de morir que tenía dinero y quería que yo manejara su testamento, me quedé anonadado al saber cuánto había ahorrado”, señaló al medio citado. “Ella llamaba y decía: ‘Quiero dejar $100,000 al Ejército de Salvación’, y ‘Quiero dejar $100,000 a cada refugio de animales del condado’, y ‘Agreguemos una donación de $100,000 al centro de audiencia’. Ciertamente tenía un corazón generoso”.

Asimismo, recuerda la vez que le llamó la atención por ir a comer afuera con su familia: “Me regañaba cuando sacaba a comer a mis tres hijos. Cuando entraba en la tienda para hablar, vestía la ropa más desaliñada que te puedas imaginar. No tenía necesidad de ostentación. Realmente, la única vez que salió fue cuando la llevé a Dairy Queen a tomar un helado”.

Cierto día, el hombre recibió una llamada preocupante. Via Cava se había puesto mal estando en el banco. Fue el cajero quien se comunicó con él para decirle que la mujer necesitaba atención médica.

“El cajero dijo: ‘Genevieve está encorvada, no se siente nada bien’”, recuerda. “Así que le dije que llamara a una ambulancia allí mismo. Ella murió bastante rápido. Yo estaba a dos cuadras del hospital cuando recibí una llamada diciendo que había fallecido de sepsis. La enterraron con la ropa que le compré”.

Aunque los abogados de la profesora tardaron siete años en resolver su patrimonio, Jablonski, quien heredó la casa de Via Cava, dice que su generosa amiga estaría encantada de saber que su plan se siguió al pie de la letra.

“Genevieve era muy inteligente: conocía las finanzas”, asegura, “y sé que le emocionaría saber que solo con los intereses de su donación de $1 millón al distrito escolar se pagará una beca todos los años. Era una maestra estricta, pero amaba a esos niños. Significaban el mundo para ella. Y ahora su legado vivirá para siempre”.

VÍDEO | Les promete chocolate caliente a sus alumnos si encesta un tiro imposible y desata la locura en la escuela

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.