Historia de inmigrante e hija “arrancada de sus brazos” llega a la televisión

·4  min de lectura

Tucson (AZ), 29 oct (EFE).- La historia de la inmigrante salvadoreña Cindy Madrid, que fue separada de su hija Ximena Valencia en la frontera sur bajo la política de “cero tolerancia” aplicada por el ahora expresidente Donald Trump es el tema central de una película que se estrena mañana sábado en la cadena estadounidense por cable Lifetime.

La película, que lleva el nombre en inglés de “Torn From Her Arms” (Arrancada De Sus Brazos), se centra en la historia de Madrid y su hija, que fueron separadas en la frontera en mayo de 2018 y tuvieron que soportar duras condiciones dentro de centros de detención.

El caso acaparó la atención nacional e internacional cuando una reportera del medio digital ProPublica dio a conocer un dramático audio en el que se puede escuchar a niños separados de sus padres llorando en una estación de la Patrulla Fronteriza. Entre los niños que se escuchan se encuentra Ximena, quien en ese entonces solo tenía seis años de edad.

Esta grabación vino a revelar al pueblo estadounidense lo que estaba pasando con miles de niños migrantes que eran separados de sus padres y enviados a albergues.

En el caso de Madrid y su hija, la madre fue enviada a un centro de detención en Texas mientras la menor fue enviada al estado de Arizona.

UNA HISTORIA QUE TRASPASA FRONTERAS

“Esta es una historia real, muy humana, que traspasa fronteras y que esperemos genere conciencia entre el pueblo estadounidense sobre lo que está pasando, no solo en la frontera sino en los países latinoamericanos”, dijo a Efe Alan Jonsson Gavica, director de la película.

Esta es la primera vez que la cadena Lifetime transmitirá una película que aborda la migración. El tema es de suma importancia para el director mexicano, quien previamente había escuchado sobre el drama que han vivido incontables familias en la frontera.

Aunque en la película no se menciona directamente a Trump, para Jonsson era importante resaltar que los sucesos ocurrieron en 2018, de tal forma que la gente puede sacar sus propias conjeturas.

“De la misma manera que el pueblo estadounidense se horrorizó cuando se dio a conocer esta grabación de niños llorando, me gustaría que se horrorizaran al ver esta película”, dijo el director.

Aunque la historia de Madrid y su hija ha “tenido un final feliz” porque ahora ya están juntas viviendo en Estados Unidos, no todos han sido tan afortunados. Existen reportes de que aún hay más de 1.500 menores que están separados de sus padres.

“También contamos la historia de un niño mexicano que fue enviado a un albergue y su padre deportado. Queríamos mostrar un balance en el guion para que se contaran las atrocidades que estaban pasando”, enfatizó.

La producción muestra el sufrimiento psicológico padecido por muchos padres, que aseguran que agentes migratorios les decían que nunca volverían a ver a sus hijos y que estos serían dados en adopción.

CONTROVERSIA EN REDES

La película ya ha comenzado a causar controversia en las redes sociales entre aquellos que defienden a los migrantes y quienes los critican por cruzar la frontera de manera irregular.

“Yo viví una situación muy difícil en mi país, en El Salvador, donde fui víctima de la violencia, y por querer salvar mi vida y la de mi hija nos arriesgamos inmigrando a Estados Unidos”, dijo a Efe Madrid, quien cruzó la frontera a través del Río Bravo (Grande) en Texas.

Aunque han pasado tres años de esa amarga experiencia, la inmigrante afirma que nunca olvidará el momento en que la separaron de su hija en el centro de detención. Y sobre todo cómo se le partió el corazón cuando, aún estando en el centro de detención, al ver la televisión escuchó el audio de los niños llorando y reconoció de inmediato la voz de Ximena.

“Fue espantoso, terrible, muy doloroso. Lloré mucho como cualquier madre”, dijo Madrid, cuya historia inspiró la película.

Ambas estuvieron separadas durante dos meses y un día. La inmigrante dijo que al principio fue muy difícil para su hija, quien sufrió muchas secuelas, lloraba mucho y no quería separarse de su madre.

“Para nosotros es muy importante que esta película muestre lo que pasamos como padres al ser separados de nuestros hijos, y que la gente no solo crea lo que ve en las noticias”, dijo la salvadoreña.

Ahora Ximena ya tiene 10 años y, aunque aún recuerda a los niños llorando que estaban con ella en el albergue para menores, se muestra optimista por su futuro.

“Me gusta mucho la lectura; me gustaría escribir novelas”, dijo la pequeña inmigrante a Efe.

Ximena asegura entender el motivo que llevó a su madre a cruzar la frontera y solo espera que la gente que vea la película pueda ayudar de alguna forma ara que nunca más “un niño sea separado de sus padres”.

Por su parte, Thelma García, abogada que representa a Madrid y cuyo personaje también aparece en la película, dijo a Efe que como este caso existen miles más.

Indicó que el caso de Madrid continúa y aunque ya cuentan con un permiso para vivir en Estados Unidos su petición de asilo aún está en trámite.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.