La historia de Ezequiel Schelotto, el primer refuerzo de Racing: "Quería jugar en el país"

LA NACION
·5  min de lectura
Fuente: Archivo
Fuente: Archivo

Ezequiel Matías Schelotto nació en Capital Federal, hizo infantiles en Vélez, lo fichó Banfield mientras jugaba en una liga intercountry en Ezeiza, llegó hasta la Reserva y tuvo participaciones en la selección argentina Sub 20 de Sergio Batista como mediocampista derecho. Pero nunca debutó en el fútbol argentino y se fue en 2008, con 19 años, a Italia: Atalanta compró su pase y lo cedió a Cesena, donde dio los primeros pasos de una extensa carrera de 12 años en Europa. Ahora, a los 31, cumplirá su gran sueño: jugar en la primera división del fútbol de su país. Racing es su nuevo destino.

Tras un último paso por Brighton de Inglaterra, Schelotto arribó este jueves a la Argentina para firmar en las próximas horas su vínculo con la Academia y ponerse a disposición del flamante entrenador Juan Antonio Pizzi. "Son muchas sensaciones las que me están pasando por la cabeza. Sería mi debut en el fútbol argentino. Estoy muy contento. Todavía faltan los últimos detalles y tendré que ir a hacer la revisación médica", contó el futbolista en diálogo con TyC Sports.

Campeones por década: quién dominó durante más años en el fútbol argentino

"Hablé con todos los de Racing. La verdad es que estuvieron muy disponibles a la hora de pensar no solo en mí sino también en mi familia. Faltan pocos detalles y después podré decir con certeza que soy jugador. Estoy con muchas ganas, contento, con ganas de conocer a los chicos y con mucha ilusión", agregó el Galgo, y luego contó por qué tomó la decisión de retornar a la Argentina: "Fue un año muy difícil el último que pasamos. Sentía que no tenía que pensar más en mí y me di cuenta que lo mejor era estar más cerca de mis familiares. Al principio de año me senté con mi mujer y le comenté que tenía muchas ganas de jugar en el fútbol argentino. Ella lo entendió y después empezaron a aparecer muchos equipos y Racing fue el que dio el pie final".

Su carrera siempre estuvo vinculada con Italia, al punto tal que en sus inicios le decían "el nuevo Mauro Camoranesi". En el verano europeo de 2008, cuando dejó Banfield para partir al fútbol italiano, debió estar nueve meses sin jugar, hasta abril de 2009, porque el Taladro no lo habilitaba. Finalmente, al poder comenzar su nueva historia en Cesena, todo fue crecimiento: el equipo logró ascender a la Serie B desde la Lega Pro Prima Divisione (tercera división) en la temporada 2008/2009 y luego fue campeón de la segunda división en 2009/2010 con seis goles en 40 partidos del argentino. Una actuación que lo depositó en los primeros planos.

Entre 2009 y 2020, Schelotto pasó por Cesena, Atalanta, Inter, Sassuolo, Parma, Chievo Verona, Sporting de Lisboa y Brighton. En total, completó 286 partidos (218 de titular), con 19.362 minutos y 17 goles en su estadía en Europa.

En 2010, cuando ya se lucía en el Calcio y había disputado partidos con la selección Sub-21 de Italia, le contó a LA NACION: "A los 16 años ya jugaba en la reserva de Banfield. Lo hice en más de 30 partidos, me estaba yendo bien, me citaron de la selección Sub 20, dirigida por Batista, que se preparaba para el Sudamericano de Venezuela en 2009... Pero de un día para el otro no me llamaron más. Después, mi representante le hizo llegar a Banfield una propuesta de Italia, pero no la quisieron aceptar. Yo dejé todo y me vine a probar suerte acá. Me compró Atalanta y me cedió a Cesena, pero estuve nueve meses sin jugar porque Banfield no me habilitaba y tuvimos que ir a la FIFA. En la Argentina no tenía contrato, no me pagaban nada. Fueron meses difíciles, pero tengo un buen recuerdo de Banfield...".

Finalmente, el 15 de agosto de 2012, en un amistoso frente a Inglaterra, se puso la camiseta de la selección mayor de Italia mientras jugaba para Atalanta (2011-2013), pero luego nunca volvió a ser convocado. En aquel entonces, Marcelo Lippi, exDT de la Azzurra, lo definió con elogios: "Schelotto será el mejor mediocampista derecho de Italia y de muchos países".

Messi: La foto ante Rayo Vallecano por la Copa del Rey que se volvió viral

Sus siguientes pasos fueron en el Calcio: pasó por Inter (2013), Sassuolo (2013), Parma (2014) y Chievo Verona (2014). Luego, estuvo en Sporting de Lisboa (2015-2017) y en Brighton de Inglaterra (2017-2019), volvió a Chievo Verona (2019-2020) y tuvo su último semestre de 2020 nuevamente en Brighton. En total, completó 286 partidos (218 de titular), con 19.362 minutos y 17 goles durante toda su estadía en Europa.

Ahora, Racing será su nueva casa después de dos últimos años sin mucha participación: entre sus estadías en Chievo y Brighton en 2019 y 2020 disputó únicamente 13 encuentros (siete como titular). Su último juego se dio el 20 de junio del año pasado: fue titular en la victoria 2-1 sobre Arsenal en la fecha 30 de la pasada Premier League. Luego, fue suplente frente a Leicester y Manchester United y no volvió a tener participaciones.

"Racing es un club muy importante. En los últimos años ganó dos torneos y creo que también la ambición de jugar la Copa Libertadores es algo que me motivó", comentó Schelotto, y agregó: "Al jugar mucho tiempo afuera, en Italia, Portugal e Inglaterra, el hincha no me conoce mucho, pero la verdad es que soy un jugador con carácter, que lucha hasta el último minuto, que le gusta correr, que no da una pelota por perdida y físicamente me encuentro bien, nunca dejé de entrenar. Estoy con muchas ganas, no creo que me cueste mucho adaptarme a lo físico".