La historia de los abuelos que bailaron el vals tras vacunarse contra el Covid en Comodoro Rivadavia

·2  min de lectura
José Álvarez y Antonia Pérez Castro, el día en que se casaron, un 7 de marzo de 1964
ADN Sur

José Álvarez (83) y Antonia Pérez Castro (80) se vacunaron contra el coronavirus este domingo, en el Gimnasio Nº 2 de Comodoro Rivadavia, Chubut. La emoción fue tan grande que, luego de un año de aislamiento preventivo, la pareja se puso a bailar un vals en el centro de la improvisada pista, con la música de El bello Danubio azul, de Johann Strauss, de fondo. El video se hizo viral y ellos no pararon de recibir felicitaciones y de dar entrevistas a varios medios del país.

“Nunca nos imaginamos que iba a tener tanta repercusión”, dijo Antonia. “No es nada feo, es lindo, y mucho más que todavía podamos ir a vacunarnos completamente solos”, agregó al diario local ADN Sur.

José y Antonia llegaron a Comodoro Rivadavia como inmigrantes. Él arribó desde Chile cuando era bebé. Ella, en cambio, llegó a los 16 años, en 1957, desde Barcelona, España.

Construyó una isla para reconquistar a su exnovia, pero algo salió mal

Según consignó el mismo medio, la pareja se conoció gracias a la hermana de José, que los presentó. En ese tiempo, Antonia trabajaba en una conocida mercería del centro, Casa Florida, y él en Argensud, un almacén de ramos generales. Se casaron en la Iglesia de Santa Lucía, en 1964. Luego vendrían sus tres hijos: Héctor, Adrián y Mirta.

Cuando la consultaron sobre cómo habían transitado la cuarentena, ella dijo que lo tomaron “de la mejor forma posible, porque con deprimirse no se gana nada”.

Tiene ocho años, es la nueva estrella de Fortnite y ganará US$33.000 al mes

“Antes de la pandemia siempre nos juntábamos con los hijos y los nietos que venían a comer el domingo, en los cumpleaños, pero ahora nada. Si vienen un rato, están sentados lejos, con barbijo; sin abrazos, sin besos”, añadió.

Limpiaba un edificio, perdió su empleo y un gesto de los vecinos la emocionó

Ellos siempre quisieron vacunarse. Luego de un par de intentos frustrados para acceder a un turno, finalmente lo lograron. Y el gran día finalmente llegó. Fue un domingo de mucho viento que no impidió que esta pareja saliera de su casa rumbo al gimnasio para recibir la inmunización.

Pero, ¿por qué bailaron el vals? “Se me ocurrió decirle a la chica que me vacunó que justo cumplíamos 57 años de casados, entonces enseguida le dijo a alguien que nos pusiera un vals para que nosotros bailemos, y después que nos tomaron los datos, bailamos”, consideró.

Rocío Guirao Díaz y Nicolás Paladini se mudaron a Miami con sus hijos: “Los sueños se cumplen”

José cuenta que una vez que terminaron la pieza, los vacunadores les pidieron permiso para subir el video a las redes. Y así fue. “No pudimos celebrar (el aniversario de casados) como siempre, pero fue una manera distinta de celebrarlo. Hay que variar’', contó Antonia. “Pero aparte estamos contentos de recibir la vacuna y de poder ir a hacerlo solos que no es poco”, concluyó.