Histórico: Trump fue acusado de "incitar una insurrección" y enfrentará su segundo juicio político

Rafael Mathus Ruiz
·2  min de lectura

WASHINGTON.- La Cámara de Representantes de Estados Unidos abrió un segundo impeachment al presidente, Donald Trump, al acusarlo formalmente de "incitar una insurrección" por alentar el ataque contra el Capitolio llevado a cabo por sus simpatizantes el pasado 6 de enero, el peor asalto a la democracia del país.

Trump se convirtió en el primer presidente en la historia de Estados Unidos que será enjuiciado dos veces en el Congreso por haber cometido "altos crímenes" durante su mandato, y haber violado su juramento de preservar, proteger y defender la constitución del país. Trump había sido absuelto en el Senado en su primer juicio político, a principios de 2020, por el escándalo Ucraniagate. El nuevo impeachment busca destituirlo cuando faltan apenas siete días para que termine su mandato y jure el presidente electo, Joe Biden. Pero, sobre todo, también apunta a desterrarlo para siempre de la política, al solicitar al Senado que lo descalifique para ejercer un cargo público en el futuro.

Coronavirus. Tercera ola implacable: el país donde el coronavirus se propaga con mayor rapidez

A diferencia del primer juicio político, el nuevo impeachment recibió un significativo respaldo de congresistas republicanos, un giro notable que dejó al descubierto como nunca la fractura interna que provocó Trump en el Partido Republicano.

La histórica votación ocurrió en un Congreso vallado, poblado por cientos de soldados de la Guardia Nacional que pasaron la noche en los pasillos y las salas del Capitolio, bajo un operativo de seguridad jamás visto luego del brutal asalto ocurrido exactamente siete días atrás que conmocionó al mundo, y sacudió el tablero político del país.

Desde ese día, Trump -quien alentó a sus seguidores a "pelear como el demonio" antes del ataque al parlamento, y nunca dejó de desparramar acusaciones falsas de fraude masivo en la elección del 3 de noviembre que perdió ante Biden- fue suspendido por Facebook, Twitter y Google, rompió su relación con el vicepresidente, Mike Pence, perdió miembros de su gabinete y respaldo entre los republicanos y la gente, y fue llevado por segunda vez a un juicio en el Senado. Sus negocios también sufrieron un golpe.

Tensión en EE.UU.: el imponente operativo de seguridad para una semana crucial

El nuevo juicio político marca el final de una presidencia caótica, rupturista, divisiva y tumultuosa como ninguna otra en la historia de Estados Unidos que deja un país quebrado y jaqueado por la pandemia del coronavirus, que ya ha comenzado a provocar más de 4000 muertes por día en medio de una segunda ola de contagios devastadora que aún busca su pico.