Hincha muere en Chile al ser arrollado por carro policial tras partido de fútbol

Miguel SANCHEZ
Un manifestante se enfrenta a un vehículo de la policía antidisturbios chilena durante una protesta contra el gobierno del presidente Sebastián Piñera, en Santiago, el 24 de enero de 2020. (AFP | Martin BERNETTI)

Un hincha murió el martes tras ser atropellado por un camión policial luego del partido entre Colo Colo y Palestino durante un enfrentamiento entre manifestantes y policías, hecho que provocó disturbios un día después y que vuelve a involucrar al fútbol con la crisis social en Chile.

El incidente ocurrió cuando un camión de traslado de caballos de Carabineros (Policía uniformada) que era parte del operativo de seguridad del partido por el torneo 2020 del fútbol chileno, se encontraba estacionado fuera del estadio de Colo Colo, en el sur de Santiago, y arrancó rápidamente para intentar escapar de una turba de manifestantes, supuestamente hinchas que salían del estadio, que realizaban disturbios.

"En ese momento fue cuando, lamentablemente (el camión policial) atropella a esta persona", informó a la prensa, Claudio Donoso, mayor de la Policía chilena.

El hincha de Colo Colo, fue trasladado a un hospital cercano al estadio, pero murió por las heridas. En tanto, un tribunal decidió dejar al policía que conducía el camión con firma mensual en una Comisaría y prohibición de salir del país mientras dure la investigación judicial del caso.

La muerte del hincha enardeció a la Garra Blanca, la violenta barra brava de Colo Colo que convocó un día después a una protesta fuera del estadio donde los manifestantes levantaron barricadas y las incendiaron en calles aledañas e incluso en una estación del metro de Santiago, mientras que la Policía los dispersó con gases lacrimógenos, según confirmó un periodista de la AFP.

Las manifestaciones se repitieron en otras comunas de Santiago, y en otras ciudades donde igualmente se registraron desórdenes.

Este tipo de enfrentamientos entre hinchas y policías que se han repetido en los últimos años en medio de la violencia que envuelve al fútbol, adquirió otro matiz al sumar un muerto en medio del estallido social que comenzó en Chile el 18 de octubre, la peor crisis que padece el país en 30 años que ha dejado 29 muertos.

"Lamentamos profundamente el fallecimiento de un hincha (…) el Ministerio del Interior colaborará para que se esclarezcan lo antes posible estos hechos", sostuvo, Juan Francisco Galli, subsecretario del Interior.

- Policía cuestionada –

La crisis ha dejado una sociedad polarizada, en la que una parte de la población ha sido crítica por el uso de la fuerza desmedida de la Policía durante las protestas, pero otra refleja su apoyo a esta institución empujada por el gobierno del conservador Sebastián Piñera.

Los videos del incidente se han replicado en redes sociales convirtiéndose en tendencia. Igualmente se multiplicaron los mensajes que se dividieron entre el repudio y respaldo hacia Carabineros (Policía Uniformada).

Colo Colo emitió un comunicado en el que acusó "un brutal asesinato a un hincha de nuestra institución" y repudió "el irracional y desproporcionado actuar de Carabineros".

El informe policial insistió que, en el momento en que se produce el atropello, el camión "era atacado por personas y el carabinero (que conducía el carro) lo que intenta es salir del lugar de conflicto".

La Policía chilena ha sido acusada de cometer violaciones a los derechos humanos denunciadas por organizaciones humanitarias en las manifestaciones durante la crisis que ha dejado más de 400 personas con heridas oculares por disparos de balines y perdigones en enfrentamientos entre manifestantes y uniformados.

En diciembre pasado, dos tanquetas policiales aplastaron a un manifestante durante una protesta en diciembre pasado en Santiago, en otro hecho que causó duras críticas a esta institución.

- El fútbol y la crisis -

La rabia que ha expresado la gente en las protestas en contra de Piñera – acusado de no responder a sus demandas sociales- cruzaron las rejas de los estadios chilenos donde los hinchas rivales más el público en general se han unido para lanzar cánticos y lemas en contra del mandatario cuyo respaldo popular se desplomó a un 6%, el peor desde el retorno a la democracia en 1990, según últimas encuestas.

Las hinchadas de clubes como Colo Colo y la Universidad de Chile, las más numerosas del fútbol chileno, han participado unidas en las concentraciones sociales en Plaza Italia, epicentro de las protestas en Santiago y refundada como Plaza Dignidad por los manifestantes.

"No vuelve más el fútbol hasta que paguen los asesinos del pueblo y quienes los amparan", indicó un temerario comunicado de la Garra Blanca.

La crisis llevó a la cancelación del torneo del fútbol chileno del año pasado, la suspensión de amistosos de la selección chilena y el traslado de sede de la primera única final de la Copa Libertadores-2019 de Santiago a Lima, donde el brasileño Flamengo se tituló campeón sobre el argentino River Plate.