Hijos de Roberto Clemente visitaron el mural y la escuela en Orlando renombrada en honor a la leyenda del béisbol de las Grandes Ligas

Ingrid Cotto, Orlando Sentinel
·6  min de lectura

Los hijos de Roberto Clemente visitaron, por primera vez, el mural y la escuela de Orlando renombrada en honor a la leyenda puertorriqueña del béisbol de las Grandes Ligas.

Con su hijo en brazos, Roberto Clemente Jr. y su hermano Luis Roberto Clemente, mostraban las estampas del mural que inmortaliza momentos históricos como cuando Clemente alcanzó la marca de 3,000 hits y cuando fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 1966.

Uno de los momentos más significativos se dió cuando los hermanos señalaron a una imagen que los muestra junto a su padre. La reproducción de una foto tomada en su niñez muestra a Clemente junto a sus tres hijos, todos vistiendo el uniforme de los Piratas. “¿Quién es ese?”, preguntó Roberto Jr. a su hijo. “Yo”, le respondió el niño.

“Cuando vio la foto, la imagen, él creyó que se trataba de él, porque se parece tanto a su papá cuando era niño y es algo increíble”, indicó Luis Roberto, tío del menor.

”Es increíble que Roberto Clemente III esté viendo eso presente en este día”, acotó.

Llevar una imagen que representara a la población estudiantil del plantel, antiguamente llamado Stonewall Jackson Middle School, estuvo al centro de la campaña comunitaria que abogó por el cambio de nombre durante años. “Ver a alguien que se parece a ti, elevado en cierta manera, te va a inspirar en la forma que te comportas y también para ayudar al prójimo”, reflexionó Luis Roberto.

El momento fue representativo para, Marcos Vilar, presidente de Alianza for Progress, entidad que lideró la última fase de la iniciativa haciendo hinpié en la necesidad de representar a un estudiantado mayormente hispano. “Es muy emocionante ver no solo a los hijos de Roberto Clemente, pero a Roberto III”, reaccionó Vilar. “Yo era un niño cuando Roberto Clemente jugaba béisbol. Yo era un niño cuando Roberto Clemente falleció. Roberto Clemente para mí tuvo un impacto muy muy fuerte” detalló Vilar, fundador de la entidad de activismo cívico, político y social.

Vilar, quien también impulsó la petición por el cambio de nombre de la carretara Stonewall Jackson, que da acceso a la escuela, explicó que ese legado incluye “estar orgulloso de dónde venimos. Sin ninguna disculpa, sin ofender, ni cerrarle los brazos a todos los demás. Sean blancos, negros. No importa. Era un hombre universal”, indicó el activista puertorriqueño.

El historial de Clemente incluye incursionar al ojo público como un puertorriqueño de raza negra que hablaba poco inglés con un fuerte acento y en ocasiones señaló a los medios por un trato desigual exigiendo respeto ante su cultura.

“Es como uno puede seguir hacia adelante lo que significó Roberto Clemente. Es el amor al prójimo y ayudar cuando tengas la oportunidad de hacerlo”, señaló haciendo eco de una frase de su progenitor que también figura en el mural.

El movimiento se une a un llamado nacional de justicia racial que tomó fuerza el año pasado bajo la etiqueta “Las Vidas Negras Importan”, tras la muerte de George Floyd, un hombre Afroamericano que falleció bajo custodia de la policía.

Aunque otras escuelas y estadios llevan el nombre de Clemente en EE.UU. y Puerto Rico, el cambio en Orlando es significativo para los Clemente, cuyo padre, un latino de raza negra, luchó contra el racismo y el discrimen. “Cambiarle un nombre de lo que significaba [Stonewall Jackson] por el nombre de Roberto Clemente es algo es muy muy grande y mayormente que fue un año, el 2020, donde la transición de las injusticias de la sociedad ha separado a la sociedad de una manera increíble”, declaró Roberto Jr. “Creo que va a ser el comienzo de una comunidad positiva que va a estar más unificada”, añadió.

Durante el encuentro privado realizado en la mañana del viertes, los Clemente agradecieron a los líderes, activistas comunitarios y personal escolar por llevar el mensaje del líder humanitario a una nueva generación. “Estamos extremadamente contentos, verdad, y agradecidos de la comunidad que se encargó de luchar tan fuerte para lograr que la escuela de Stonewall Jackson como antiguamente se le conocía se le diera el nombre de Roberto Clemente”, puntualizó Luis Roberto.

Entre estos, Johanna López, única hispana en la Junta Escolar del Condado de Orange quien respaldó el cambio de nombre y los esfuerzos para la creación del mural. “Orgullosa y me siento sumamente comprometida también como líder que ha luchado con toda la comunidad”, indicó López, primera puertorriqueña electa al cargo.

“Yo entiendo que sea la primera latina electa en la Junta Escolar si influyó hasta cierto punto porque así como esta es la primera escuela con el hombre de un latino muestra que nosotros podemos representar no solamente a los puertorriqueños y sino a otras comunidades y también comprometernos con aportar para el bien de otros”, indicó López.

También a los líderes vecinales que dieron vida al mural: la artista Neysa Millán, quién donó su tiempo para la creación de la obra; Earl Lugo y Ray Santiago, destacados por su labor comunitaria en la liga de pelota Azalea Park Little League. “Me emociona porque la labor que hizo [Neysa] incluye a nuestra madre que está representada aquí también”, señaló Luis Roberto. “Ella fue el pilar de todo lo que logramos hacer”, dijo, en referencia a Vera Clemente, quien falleció en 2019.

La convocatoria incluyó a Zoraida Vélez Andino, activista comunitaria que dio los primeros pasos alrtando a la comunidad sobre la necesidad de un cambio de nombre en la escuela del distrito 2 de Orlando, cerca de la Semoran Boulevard.

El padre José Rodríguez, vicario de la Iglesia Episcopal Jesús de Naret que abogó junto a Alianza ante la Junta Escolar del Condado de Orange dijo que la visita de los Clemente, muestra “la unidad” que este logro traerá a la zona.

El encuentro fortaleció el compromiso de la Fundación Roberto Clemente con el plantel escolarpara traer programas de apoyo y desarrollo estudiantil a la Roberto Clemente Middle School.

“Estamos muy contentos de que estemos empezando a platicar de cómo podemos envolvernos en la comunidad [de Orlando] también para crear más oportunidad para otros jóvenes”, destacó Roberto Jr.

Tras el intercambio en el plantel los hijos de Clemente, visitaron el parque de las pequeñas ligas de Azalea Park, sede del primer mural de Clemente, iniciativa que también propulsó Lugo.

El jueves, los Clemente participaron de una ceremomonia en el Parque Regional Fred Poppe de Palm Bay que también fue nombrado en honor a al Grandioso, quien fue exaltado al Salón de la Fama en 1973, después de su muerte. “Después de 50 años de su muerte todavía se está respetando y alabando a la persona que fue Roberto Clemente y a la persona que ustedes [el pueblo] pueden [lograr] ser”, concluyó Luis Roberto.

“Es algo bien importante para nosotros porque es lo que nuestra familia representa en la comunidad. Le agradecemos de corazón ese amor y siempre ese reconocimiento”, añadió. “Es ser honrado por los puertorriqueños y la comunidad por igual. Ese es el padre que nos mantiene en marcha, ese es el combustible que tenemos para continuar el trabajo por el legado”, concluyó.

*Ingrid Cotto es reportera de El Sentinel Orlando. Para contactar a la periodista escribe a icotto@orlandosentinel.com.