Hijos de Harry y Meghan serán príncipes, pero no Altezas Reales

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- Aunque la familia real británica está demostrando al exterior su versión más unida ante el fallecimiento de Isabel II del Reino Unido, lo cierto es que por dentro se encuentran sucediendo demasiados cambios y alteraciones a lo que estuvo establecido por 70 años, tiempo en el que gobernó la monarca.

Uno de esos cambios es que con el ascenso de Carlos III al trono, algunos de los títulos reales que ostentan los integrantes de la corona británica han sido modificados; sin embargo, los hijos del príncipe Harry y Meghan Markle no entran en esa ecuación.

De acuerdo con "Daily Mail", el príncipe Harry y Meghan están "furiosos" al saber que sus pequeños hijos, Archie Harrison, de 3 años y Lilibet Diana, de 1 año, podrán obtener el título de príncipe y princesa más no obtener los beneficios de su Alteza Real.

Fue Phil Dampier, experto en realeza, quien afirmó "Archie y Lilibet pueden ser príncipe y princesa, pero no su Alteza Real porque no son miembros trabajadores de la realeza".

Anteriormente, cuando Harry y Meghan decidieron abdicar a sus roles en la realeza y brindaron una entrevista con Oprah Winfrey, la actriz estadounidense de 41 años expresó su dolor por el hecho de que a sus hijos se les ofreciera un trato diferente.

Sin embargo, el hecho de que puedan recibir el título de príncipes significaría que Carlos III cedió, ya que se sabe que una de sus ideas es tener una monarquía reducida. Aunque también podría deberse a un "compromiso clásico" según el experto Phil Dampier.

¿Cuáles son los beneficios que se obtiene al ser Alteza Real?

La seguridad privada es uno de los principales beneficios que se obtiene al gozar de ese título. De la misma forma, se percibe un sueldo mensual por representar a la corona en compromisos públicos, entre algunos otros.

Tanto Harry y Meghan, duques de Sussex, abandonaron su tratamiento de Su Alteza Real cuando abdicaron a la corona en el año 2020 para mudarse a Estados Unidos y llevar una vida normal, de acuerdo a sus palabras.

Harry y Meghan "han insistido en que Archie y Lilibet sean príncipe y princesa. Han sido implacables desde que murió la Reina, pero se han quedado furiosos porque Archie y Lilibet no pueden tomar el título de Su Alteza Real. Ese es el acuerdo: pueden ser príncipe y princesa, pero no Su Alteza Real porque no son miembros de la realeza", contó un insider a "The Sun".