Hijos de "El Chapo" prohíben producción de fentanilo en Sinaloa, según mantas

FOTO DE ARCHIVO. Los hijos de "El Chapo": cómo los príncipes del narco construyeron un imperio de fentanilo que envenena América

CIUDAD DE MÉXICO, 2 oct (Reuters) - Una poderosa facción del cártel de Sinaloa liderada por los hijos del excapo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán ha prohibido la producción y venta de fentanilo en el estado Sinaloa, según mantas colocadas al lado de carreteras, aunque analistas dudan que el grupo abandone un negocio tan rentable.

Las conocidas como "narcomantas" que aparecieron el lunes en Sinaloa, estaban firmadas por "Los Chapitos", una agrupación de hermanos que se hizo cargo del imperio criminal de su padre cuando Guzmán fue extraditado a Estados Unidos en 2017.

No está claro quién colocó las mantas, colgadas en puentes y pasos elevados que aparecieron en momentos en que autoridades estadounidenses están aumentando la presión sobre México para que tome medidas contra los grupos criminales involucrados en la producción de fentanilo.

El gobierno estadounidense presentó este año a "Los Chapitos" como los principales proveedores de fentanilo a Estados Unidos. El mes pasado, Ovidio Guzmán, el menor de los cuatro hermanos de "Los Chapitos", fue extraditado a Estados Unidos.

"En Sinaloa queda estrictamente prohibido la venta, fabricación, transporte o cualquier tipo de negocio que involucre a la sustancia conocida como fentanilo", dice en una manta.

Leo Silva, un exagente de la agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA, quien trabajó en México, dijo que las mantas eran probablemente un intento de "Los Chapitos" de culpar de la producción de fentanilo a otros.

"Junto con la extradición de uno de los hermanos, es una estratagema para quitarles presión", dijo Silva. "No los veo deteniendo la producción", añadió.

En julio, el medio de investigación sinaloense Riodoce informó que "Los Chapitos" habían dicho a productores de Culiacán, la capital del estado, que dejaran de fabricar fentanilo. Poco después, se descubrieron cadáveres de hombres que habían sido torturados y a los que se les habían arrojado pastillas de fentanilo encima, en una aparente señal para otros.

Tampoco estaba claro si Los Chapitos podrían promulgar tal prohibición en todo Sinaloa, ya que gran parte del territorio está controlado por el antiguo socio de "El Chapo", Ismael "El Mayo" Zambada, quien dirige otra poderosa facción del cártel.

Silva dudaba que "Los Chapitos" se mantuvieran alejados del fentanilo. "Es demasiado dinero para rechazarlo o darle la espalda", consideró.

(Reporte de Drazen Jorgic; editado por Jamie Freed; escrito por Adriana Barrera)