Hijo de guía asesinado en Chihuahua recuerda últimos mensajes

·2  min de lectura

CUATITLÁN IZCALLI, Méx., julio 21 (EL UNIVERSAL).- A un mes del asesinato del guía de turistas Pedro Palma junto con dos sacerdotes jesuitas en la región de Cerocahui, Chihuahua, su hijo Ricardo Palma recordó la última vez que pudo hablar por mensajes y videollamada con su padre.

El joven describió por medio de su cuenta de Twitter cómo fue la última llamada que él pudo hacerle a su padre desde Barcelona, el pasado 20 de junio, minutos antes de que fuera asesinado por José Noriel Portillo Gil alias "El Chueco".

De acuerdo con el joven, la última videollamada con su papa ocurrió a las 21:14 horas de Barcelona, lugar donde él se encontraba junto con su bebé. Ahí el guía de turistas le comentó con cara de preocupación que le regresaba la llamada en un momento.

A las 6:00 am hora Barcelona, el joven recibe una llamada de su hermano, quien es el que le confirma que secuestraron a su papá. "Tres horas después me encontraba en un vuelo para llegar a Chihuahua 'ya estamos en el aeropuerto papá, vamos por ti', le escribí en un WhatsApp que jamás llegó", describe su hijo Ricardo.

En el vuelo, Ricardo logró publicar en Twitter la desaparición de su papá, ya que según relata su único fin era que se hiciera mediático y así lograr dar con el paradero rápido de Pedro Palma.

Pese a acudir directamente a Palacio de Gobierno para pedir informes, no lograron encontrar con bien a el guía de turistas y horas después se les confirmó a la familia que Pedro había sido asesinado junto con los dos sacerdotes.

"Jamás había visto un funeral con tantas flores. El Chepe "pitó" de tristeza por Chihuahua al despedir al más grande promotor de turismo del estado", agrega el hijo del guía.

"Traigo turistas, bájale por favor"

En su publicación, el joven describió a su padre como un hombre que siempre se caracterizó por ver por los demás, siendo eso lo que lo posiblemente llevara a enfrentarse con "El Chueco".

"Siempre te caracterizaste en ver por los demás antes que en ti, y ese día no fue la excepción 'Traigo turistas, bájale por favor' le dijiste sin temor a ese demonio con nombre y apellido después de que irrumpiera en el hotel a las 13:14 pm".

Al cumplirse un mes del asesinato, condenó la muerte de su padre y los sacerdotes Javier y Joaquín, así como la del médico Masiel en San Juanito y el pasante Eric. "No solo se están matando entre ellos como dicen algunos, también está muriendo gente buena. Debemos reconstruir la paz en nuestro país y practicar moralidad como sociedad y nuestras autoridades deben hacer su trabajo. Ya va 1 mes de impunidad", finalizó el joven.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.