El hijo del dictador Muammar Khadafy se postula para presidente de Libia

·4  min de lectura
Saif al-Islam, uno de los hijos de Khadafy
Saif al-Islam, uno de los hijos de Khadafy

TRÍPOLI.- El hijo del fallecido dictador libio Muammar Khadafy apareció en público por primera vez en diez años para registrarse como candidato para las elecciones presidenciales en el país el 24 de diciembre, previstas para ponerle fin a los años de caos que siguieron al derrocamiento de su padre.

Saif al-Islam al- Khadafy, de 49 años, se mostró en un video de la comisión electoral con la tradicional túnica marrón y turbante, y con barba gris y anteojos, firmando documentos en el centro electoral en la ciudad sureña de Sebha.

Saif al-Islam Khadafy, en una audiencia en mayo del año pasado
Saif al-Islam Khadafy, en una audiencia en mayo del año pasado


Saif al-Islam Khadafy, en una audiencia

Khadafy es una de las figuras más prominentes y controvertidas que se espera se postule a la presidencia, una lista que también incluye al comandante militar oriental Khalifa Haftar, el primer ministro Abdulhamid- al Ddeibah y el presidente del Parlamento, Aguila Saleh.

La única vista pública que se ha tenido de él en 10 años desde que fue capturado durante los combates en 2011, en el levantamiento respaldado por la OTAN que finalizó el régimen de su familia, fue cuando compareció a través de un enlace de video ante un tribunal de Trípoli que lo condenó a muerte por crímenes de guerra.

A pesar del fallo, nunca abandonó la región montañosa de Zintan, más allá de la orden de las autoridades de Trípoli, donde sus captores le permitieron salir en libertad.

Su entrada formal en elecciones, cuyas reglas y fecha oficial aún están siendo discutidas por las facciones en disputa de Libia, también puede arrojar nuevas preguntas sobre una contienda que presenta candidatos considerados inaceptables en algunas regiones.

El fiscal militar de Libia, responsable del ministerio de defensa del gobierno de unidad en Trípoli, confirmó que había escrito a la comisión electoral para exigir que pusiera en pausa la candidatura de Khadafy.

Una importante conferencia en París el viernes acordó sancionar a cualquiera que interrumpa o impida la votación, pero a menos de seis semanas para la fecha, todavía no hay un acuerdo sobre las reglas que delimiten quién debería poder postularse.

Si bien es probable que Khadafy hijo juegue con la nostalgia de la era anterior al levantamiento de 2011 que sacó a su padre del poder y marcó el comienzo de una década de caos y violencia, los analistas dicen que puede que no sea uno de los favoritos.

Muammar Khadafy
Muammar Khadafy


El dictador de Libia, Muammar Khadafy

Muchos libios todavía recuerdan la era de Khadafy como una dura autocracia, mientras que Saif al-Islam y otras figuras del antiguo régimen han estado fuera del poder durante tanto tiempo que pueden tener dificultades para movilizar tanto apoyo como sus principales rivales.

No obstante, después del anuncio, los partidario de Khadafy se manifestaron en su ciudad natal de Sirte, y en Bani Walid, un antiguo bastión del dictador.

Muammar al-Khadafy fue capturado en las afueras de Sirte por combatientes de la oposición en octubre de 2011 y fusilado sumariamente. Saif al- Islam fue capturado días después por combatientes de Zintan cuando intentaba huir de Libia hacia Níger.

Propuestas

Una década después, Saif al- Islam es hoy en día una especie de enigma para Libia. Los combatientes de Zintan lo retuvieron durante años fuera del ojo público, por lo que sus opiniones sobre las crisis son poco conocidas.

Dio una entrevista con el diario The New York Times este año, pero todavía no hizo apariciones hablando directamente a los libios.

Después de su condena en 2015, probablemente enfrentaría arresto u otras condenas si apareciera públicamente en la capital. También es buscado por la Corte Penal Internacional.

El hijo de Khadafy, junto a seguidores en 2011
El hijo de Khadafy, junto a seguidores en 2011


El hijo de Khadafy, junto a seguidores en 2011

Educado en la London School of Economics y un hablante fluido del inglés, Saif al-Islam fue considerado alguna vez por muchos gobiernos como la cara aceptable y amiga de Occidente en Libia, y un posible heredero aparente.

Pero cuando estalló una rebelión en 2011 contra el largo gobierno de Muammar Khadafy, Saif al-Islam eligió inmediatamente las lealtades familiares por sobre sus muchas amistades en Occidente, y dijo a la televisión: “Luchamos aquí en Libia; morimos aquí en Libia”.

Agencia Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.