Hijo de Britney habla del por qué se distanció de su madre

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Las diferencias entre Britney Spears y sus hijos, Sean Preston y Jayden James, sólo crecen y parecen seguir un curso que tan sólo podría esclarecerse por la vía de lo legal, ya que la princesa del pop no se ha quedado callada y asegura que ha hecho todo lo mejor por ellos, sin embargo, los jóvenes no piensan igual, ¿por qué no quieren ver a su madre?

Desde que Kevin Federline, padre de los dos hijos de Spears, concedió una entrevista a "Daily Mail" en la que hablaba de los problemas familiares protagonizados por la cantante y sus hijos, la tensión entre la expareja aumentó.

Brit –en su cuenta de Instagram- señaló de injustas las declaraciones de Federline, asegurando que había dado todo por sus hijos y, en cambio, él vivía de la pensión que la cantante entregaba para el cuidado de Jayden (15 años) y Sean (16 años).

"Ayudé a su padre, que no ha tenido trabajo en 15 años. Supongo que es más fácil para ustedes no tener a nadie que los controle", dijo Britney en una publicación reciente.

Sam Asghari, nuevo esposo de la cantante, también salió en defensa de Spears, al indicar que al crecer los jóvenes se percatarían de que su madre sólo hizo lo mejor por ellos. Pero ¿de dónde vienen los malentendidos entre Britney y sus hijos?

En la entrevista con el medio británico, "Kev-Fed" expuso que sus hijos se encontraban distanciados de su madre, luego de que Britney comenzara a publicar fotografías semidesnuda en Instagram, uno de los motivos por los que –según su padre- decidieron no presentarse en la boda de Britney y Sam.

Otro de los pormenores que dio a conocer Federline que han pasado ya casi medio año desde que "los chicos", como él los llama, no han visto a su madre por lo que, en la medida de lo posible, evita hablar de ella en su casa, pues ha tratado de que sus hijos tengan una vida alejada de los escándalos y los reflectores.

Pero a pesar de expresar que buscaba que sus hijos lleven una vida normal, el exbailarín publicó unos videos, de los que se desconoce a qué época pertenecen, que Sean y Jayden grabaron mientras discutían con su madre. En los últimos días, ya no sólo Kev ha sido quien ha hablado del tema, sino que sus hijos también han comenzado a expresar sus indiferencias con Brit públicamente.

Fue Jayden James, el más pequeño, quien expresó que, mientras crecieron tuvo la impresión de que su madre prestó mayor atención a Sean Preston. A lo que Britney contestó inmediatamente con esta publicación: "Finalmente a los 40 sin las restricciones de lo que mi familia me hizo... ¡Le digo a mi hijo Jayden que te envío todo el amor del mundo todos los días por el resto de mi vida! Mi amor por mis hijos no tiene límites".