La hija de Ivonne Montero libra operación de corazón abierto

Elizabeth Escobar

CIUDAD DE MÉXICO, enero 15 (EL UNIVERSAL).- Tras un año de incertidumbre y estudios médicos, Ivonne Montero por fin puede respirar con tranquilidad al saber que su hija puede esperar un año más para ser operada del corazón.

La actriz había comentado hace unos días en el programa de Ventaneando, de Azteca, que la pequeña Antonella, de nueve años, había mostrado indicios de un problema en el corazón, por el que necesitaría una cirugía de corazón abierto.

La declaración puso en alerta a propios y extraños por lo delicada de la intervención, algo que causó incertidumbre en la actriz quien pedía más tiempo.

Cada tres meses durante todo el 2022, su hija tuvo que someterse a varios estudios: "Le detectaron que, si había ciertas alteraciones, ciertas cosas, significaría que la cirugía se acercaba", aclaró la actriz a EL UNIVERSAL.

La ganadora de "La casa de los famosos 2" explicó que la pequeña tuvo que someterse a tomografía para saber a ciencia cierta si necesitaba esa operación, la cual arrojó que no tenía problemas por el momento.

"Bendito Dios puede esperar un año más", expresó.

De acuerdo con Montero, el problema de su hija surgió a raíz de que le hicieron la corrección de la anomalía que tenía de nacimiento, en donde las dos arterias principales se encontraban en un mismo ventrículo.

"Cuando hicieron la corrección separaron las arterias y ya cada una tiene su ventrículo, pero a raíz de eso, a ella le quedó un soplo de una válvula, que al momento de ampliar digamos que la arteria pulmonar, esta válvula quedó corta, entonces tiene ya un soplo y se tiene que colocar una prótesis de válvula", detalló.

Por el momento la protagonista de "Secretos del alma" se queda tranquila con el diagnóstico, porque desearía que la operación fuera cuando su hija creciera un poco más para ganar tiempo.

"Están tratando de que sea lo más grandecita posible de edad y tamaño, para no tener que estar entrando continuamente a cirugía para cambiar (esa prótesis) por el tamaño", añadió.

De momento, con los cuidados necesarios, la pequeña mantiene una vida prácticamente normal. De hecho, Ivonne sube actividades que Antonella realiza de manera cotidiana, como clases de karate, en donde demostró ser buena, al recibir una calificación perfecta de 100 puntos.