La hija de 7 años de George Floyd encabeza canto de “di su nombre” frente a la Casa Blanca después de que la familia se reuniera con Biden

·6  min de lectura
Gianna Floyd dirige un cántico de
Gianna Floyd dirige un cántico de

La hija de George Floyd, Gianna, de 7 años, dirigió un cántico de “Di su nombre. George Floyd ”, fuera de la Casa Blanca el martes, después de que miembros de la familia Floyd se reunieran con el presidente Biden y el vicepresidente Harris en el primer aniversario del asesinato de Floyd a manos de la policía de Minneapolis.

Brandon Williams, el sobrino de Floyd, dijo a los periodistas el martes que la familia tuvo una "gran reunión" en la Casa Blanca, y que discutieron la aprobación de la Ley de Justicia en la Policía de George Floyd, que permanece estancada en el Congreso, a pesar de un objetivo de pasándolo por la fecha del aniversario.

“[El presidente Biden] dijo que la fecha límite, no está contento con que no se cumpla, pero en general, quiere que el proyecto de ley sea correcto y significativo para mantener intacto el legado de George”, expresó Williams.

El presidente, en un comunicado emitido después de la reunión, dijo que se necesitaban cambios más importantes en la vigilancia policial que la condena a principios de este año de Derek Chauvin, el exoficial de policía de Minneapolis que asesinó a Floyd durante un arresto por un billete de $20 falsificado.

“Para lograr un cambio real, debemos ser responsables cuando los agentes de la ley violen sus juramentos y debemos generar una confianza duradera entre la gran mayoría de los hombres y mujeres que llevan la insignia con honor y las comunidades a las que han jurado servir y proteger”, comentó Biden. "Podemos y debemos tener responsabilidad y confianza en nuestro sistema de justicia".

El vicepresidente agradeció a la familia Floyd por su "coraje, gracia y resistencia" en un comunicado el martes y pidió al Congreso que finalice la aprobación de la ley policial.

"El Congreso debe actuar con rapidez y actuar con un sentido de urgencia", dijo Harris. "La aprobación de la legislación no devolverá las vidas perdidas, pero representará un progreso muy necesario".

Temprano en el día, el hermano de George Floyd, Philonise, quien se reunió con líderes del Congreso a lo largo del día, pidió a Washington que respondiera a los pedidos de reforma que han venido de millones de personas en todo el país desde el 25 de mayo de 2020.

Leer más: Lauren Boebert critica a Joe Biden por recibir a la familia de George Floyd en la Casa Blanca

"Necesitamos una legislación significativa", expresó Floyd. "Necesitamos a Joe Biden, necesitamos que el Senado se encargue de esto".

Previamente, el presidente había pedido al Congreso que aprobara la Ley de Justicia en la Policía de George Floyd antes del aniversario de su muerte.

El proyecto de ley, que crearía un registro nacional de mala conducta policial, prohibiría el uso de perfiles raciales y religiosos, pondría fin a las órdenes de arresto y los estrangulamientos, y revisará el estándar de inmunidad calificada que evita que muchos oficiales sean demandados, ya ha sido aprobada por la Cámara varias veces, aunque sin apoyo republicano.

Sigue estancado en el Senado dividido 50-50, donde 10 republicanos necesitarían apoyar el proyecto de ley para romper el estancamiento, pero ambas partes no han podido encontrar un compromiso sobre disposiciones clave como la inmunidad calificada.

Un grupo bipartidista que incluye al senador republicano Tim Scott, el senador demócrata Cory Booker y la representante demócrata Karen Bass lideran las negociaciones sobre una versión del proyecto de ley para el Senado.

Un proyecto de ley de compromiso presentado por los republicanos mantendría las disposiciones de inmunidad para los agentes individuales y en su lugar permitiría a las víctimas o personas que alegaran mala conducta policial demandar a sus departamentos de policía.

"Hace un año, el asesinato de George Floyd despertó a millones de personas en todo el mundo que nunca antes habían presenciado las consecuencias mortales de las fallas en nuestro sistema policial", dijeron los tres legisladores en un comunicado conjunto el lunes. "Este aniversario sirve como un doloroso recordatorio de por qué debemos hacer un cambio significativo".

Esta mezcla de impulso y estancamiento se ha desarrollado en gran parte del país en lo que respecta a la reforma policial desde que George Floyd fue asesinado. A pesar de que millones de personas marcharon durante todo el año pidiendo cambios radicales en la policía —según algunas estimaciones, el movimiento de masas más grande en la historia de Estados Unidos— esas reformas han resultado ilusorias para muchos.

En Minneapolis, donde los manifestantes y miembros de la comunidad guardaron un momento de silencio por George Floyd el martes, se han realizado una serie de cambios policiales desde el año pasado, incluido el endurecimiento de los estándares de uso de la fuerza, la prohibición de redadas sin golpes y la limitación del uso de ciertos armas antidisturbios. Pero muchos en la ciudad quieren que Minneapolis, y en particular su alcalde, vaya mucho más allá , disolviendo el departamento de Minneapolis por completo y reemplazándolo por una agencia de seguridad pública más holística, una pregunta que podría estar en la boleta de la ciudad en noviembre.

A nivel estatal, aunque las legislaturas de todo el país han aprobado aproximadamente 140 proyectos de ley de reforma policial durante el año pasado, y algunas ciudades liberales más han votado para recortar los presupuestos de la policía, la legislatura de Minnesota suspendió su sesión la semana pasada sin aprobar ningún proyecto de ley policial a pesar de asesinatos recientes como el tiroteo de Daunte Wright, un hombre negro de 20 años desarmado asesinado por la policía en el suburbio de Brooklyn Center de Minneapolis durante una parada de tráfico.

"Todo el mundo simplemente se está tomando su tiempo, y si seguimos tomándonos nuestro tiempo y seguimos en silencio, no quiero que la familia de otra persona se quede aquí conmigo", dijo Katie Wright, la madre de Wright, fuera de la Casa de Estado de Minnesota el lunes. "Antes de que le pase a otra persona, alguien tiene que hacer algo".

E incluso si las reformas se aprueban a nivel federal, es poco probable que tengan un impacto verdaderamente transformador en la policía y el encarcelamiento masivo, que son impulsados en gran medida por la aplicación de la ley estatal y local fuera del control directo del Congreso.

Según un análisis reciente de The Independent, la policía ha matado al menos a 426 personas de color desde que George Floyd fue asesinado, una tasa apenas diferente a gran parte de la última década, a pesar de su efusión de activismo por la justicia racial.

Aún así, la aprobación del proyecto de ley George Floyd marcaría un cambio dramático en la forma en que los legisladores ven a la policía, después de décadas de gravitar hacia proyectos de ley "duros contra el crimen" como una ley de 1994, encabezada por el entonces senador Joe Biden, al que algunos han culpado por contribuir encarcelamiento.

Relacionados

Hubo disparos cerca de George Floyd Square en Minneapolis durante el aniversario de su muerte

El gobernador de Texas, Greg Abbott, promete firmar un proyecto de ley que bloquea el retiro de fondos de la policía antes del aniversario de George Floyd

EEUU: Marcha conmemora un año de la muerte de George Floyd