Higuaín anota un triplete, pero es McVey el que salva al Inter Miami en un partido increíble

·5  min de lectura
MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

Para los aficionados del Inter Miami, su equipo dejó escapar el triunfo ante Cincinnati; para los amantes del fútbol, fue un gran espectáculo, con ocho goles y una montaña rusa de emociones.

Y es que nadie imaginó que el partido de este sábado 30 de julio, en el DRV PNK Stadium, terminara con un empate 4-4 y que no dejara satisfechos ni a unos ni a otros.

En verdad el Inter mereció ganar el encuentro, fue superior, pero cometió graves errores en defensa, sobre todo errores mentales.

Por Miami anotaron Gonzalo Higuaín (23’, 37’, 45’+5’ de penalti) y Christopher McVey (90’+7’). Mientras por Cincinnati Brenner (28’, 40’) y Brandon Vázquez (81’, 86’).

“La verdad estoy muy caliente. Era un partido para ganar y subir al 7mo para afrontar la semana, pero hay que mirar para delante”, dijo Higuaín, quien fue elegido el Jugador del Partido. “En lo personal contento pero no estoy completo, estoy enojado cuando el equipo no gana. Tenemos que mirar adelante y ver lo malo y lo bueno que también hicimos”.

“Es difícil explicar el partido de hoy son 12 partidos y tenemos muchos puntos por delante, me voy contento pero con un saber amargo hicimos para ganar y los goles de ellos fueron errores nuestros”, añadió.

Duro golpe al Inter que aspiraba a meterse en zona de playoffs y se queda en el 11no puesto con 29 puntos (7-5-10) antes de tomar la carretera. La buena noticia es que ahora, pese a los resultados, está jugando bien y las con ello las victorias deben llegar.

El Inter controló el partido (54%) y, aunque tuvieron casi los mismos disparos a puesta, se vio muy superior, siendo su mejor partido ofensivo, pero en defensa dio demasiadas libertades a los tres de arriba y terminó pagando.

Nadie puede entender que el equipo de Miami se dejara remontar en casa y partido que tenía ganado y que por suerte salvó en el último suspiro.

Neville no hizo cambios y mantuvo casi intacta su alineación con Drake Calendar en la puerta; DeAndre Yedlin, Damion Lowe, Ryan Saylor, Chris McVey en defensa; .Gregore, Jean Mota, Alejandro Pozuelo en el medio; Indi Vassilev, Gonzalo Higuaín, Robert Taylor. Dejando en el banco a Nick Marsman y Coco Jean.

“Estamos bravos y disgustados por el resultado, por la falta de concentración”, dijo Neville. “El trabajo de la defensa hoy no es aceptable”.

Juego

El primer tiempo terminó con toda justicia 3-2 favorable al Inter que fue mucho mejor con un mayor dominio (55%) aunque muy inocente, lo que propició que tuviera la misma cantidad de tiros que su rival (7-7) incluso entre los tres palos (3-3).

Al minuto de juego se produjo la primera jugada de peligro del Inter con un gran pase filtrado de Pozuelo a Taylor que en vez de tirar se la cedió a Yedlin para que marcara a boca de gol, pero el defensa llegó primero y la mandó a córner.

Al 14’ repitieron la acción pero esta vez Taylor sí tiro y el balón salió lamiendo el poste, pero en 15 minutos el inter era el dueño del partido. Fue entonces que Cincinnati se aproximó tibiamente a la puerta de Miami

Y al 23’ llegó el gol del equipo de Miami con un tiro libre al borde del área, tras una falta a Taylor, magistralmente ejecutado por Higuain, quien soltó un bombazo en el segundo palo que el portero no vio para poner el 1-0 favorable en el marcador.

Pero al Inter le duró solo cinco minutos la ventaja. Al 28’ tras un centro raso Yedlin no alcanzó a despejar correctamente y la introdujo en su propia meta para empatar 1-1 el encuentro.

Pero al 37’ Higuaín con su segundo de la noche puso en ventaja 2-1 a Miami con tras recibir un pase magistral de Pozuelo a la altura del punto penal, regatear al portero y anotar de zurda a puerta vacía

Sin embargo, al 39’, Cincinnati nuevamente igualó el choque 2-2 con un buen contragolpe con un pase de tres dedos de Luciano Acosta, que recibió Brenner y cruzó muy bien al segundo palo. La displicencia de la zaga de Miami no pudo ser mayor.

Al finalizar los primeros 45 minutos el VAR llamó a revisar la jugada en el área de Cincinnati a la árbitro del encuentro, que viéndola en el monitor pitó penalti. Hiaguín no perdonó desde los 11 metros para poner 3-2 a favor de Miami.

Lo más interesante de los primeros 15 minutos del segundo tiempo fue el gol anulado a Pozuelo por fuera de juego. Al 60’ entró Ariel Lassiter por Vassilev y al 65’ Callender salvó la puerta de Miami cin dos grandes estiradas, antes de que al 68’ Leo Campana entrara por Higuaín.

Cincinnati apretó y comenzó a llegar con peligro hasta que al 81’ conseguir el gol del empate después de que Alvaro Barreal se escapara por la izquierda y en centro cerrado encontrara el pie de Brandon Vázquez para que su remate empatara el encuentro 3-3.

Neville hizo dos cambios, Brice Duke por Pozuelo y Corentin Jean por Taylor y coincidentemente llegó la noche.

El propio Vázquez anotó el 4-3 que certificaba la remontada al minuto 86’, al rematar con el pie derecho desde el centro del área un balón sin aparente peligro aprovechando la apatía de la zaga del Inter.

Pero el Inter no había dicho si última palabra y en la última acción del partido McVey (97’) tomó un balón la parte derecha del área a pase de Coco Jean y tras sortear a un rival sacó un zurdazo romperedes para empatar el choque in extremis 4-4.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.