Hieren a religiosa mientras entregaba ayuda humanitaria a desplazados

·2  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., noviembre 18 (EL UNIVERSAL).- Personas armadas de la comunidad Santa Martha, Chenalhó, hirieron de bala este miércoles a la religiosa María Isabel Hernández, de 52 años de edad, informó el alcalde de Aldama, Adolfo López Gómez.

La religiosa dominica, perteneciente a la parroquia del vecino municipio San Andrés Larráinzar, fue lesionada en la pierna derecha cuando se hallaba en la comunidad Tabak, a donde acudió con otras personas para entregar ayuda humanitaria a desplazados que huyeron de los ataques de Santa Martha.

María Isabel fue atendida de emergencia en el centro de salud de Aldama. Después fue trasladada al Hospital de las Culturas en San Cristóbal de Las Casas.

La activista y actriz Ofelia Medina, quien encabeza el Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México, explicó que la mañana de este miércoles partió hacia Aldama una pequeña caravana para entregar apoyo humanitario de esa agrupación y de Cáritas a lugareños de Tabak y Cokó, pero fueron atacados.

El grupo del Fideicomiso, conocido también como Fideo, fue baleado después de entregar la ayuda en alimentos, cuando retornaba a la camioneta. Los integrantes de la organización se tiraron al piso y resultaron ilesos, pero la religiosa está herida.

No quisimos avisar esta mañana que salía la caravana porque, como la situación ha estado tan difícil, pensamos que al regreso se los comunicaríamos. Nunca nos imaginamos que tendríamos que darles esta noticia, agregó Medina.

El presidente municipal López Gómez aseguró que han mantenido las denuncias de los ataques. Que los grupos armados de Santa Martha han estado agrediendo a comunidades de Aldama y hoy "fue herida con arma de fuego una hermana de la parroquia de San Andrés Larráinzar", sostuvo.

La religiosa realizaba labores humanitarias con los desplazados en Taback. Los grupos armados agredieron a la comunidad y ella fue alcanzada por una bala en la pierna derecha, precisó.

Incluso, aseveró, integrantes de la Base de Operaciones Mixtas, compuesta por elementos del Ejército Mexicano, policías de federales y estatales, realizaban su recorrido a 200 metros del lugar cuando se produjo el ataque.

Santa Martha y Aldama se disputan hace 45 años 60 hectáreas. El conflicto ha dejado 26 muertos y varios heridos de ambas partes.