Hidalgo, el primer estado en México en robo de combustible

·2  min de lectura

PACHUCA, Hgo., noviembre 9 (EL UNIVERSAL).- De acuerdo con el Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim), Hidalgo ocupa el primer lugar a nivel nacional en el número de tomas clandestinas, al registrar de enero a septiembre 3 mil 205, es decir, hubo una perforación cada dos horas y tres minutos.

En la jerarquización estatal de tomas clandestinas por el robo de hidrocarburo en ductos de Pemex, esta entidad tuvo, entre enero y septiembre, 3 mil 205, 80 menos que en 2019, año que alcanzó 3 mil 285.

Pese a la baja, se mantiene en primer lugar por arriba de entidades como Guanajuato. En este 2020, según información de Pemex, se ha tenido una disminución de tomas clandestinas en todas las entidades.

En el segundo sitio de la lista se encuentra el Estado de México con 828, una cada 7 horas con 56 minutos.

En este caso también hubo una disminución, ya que hace un año se registraron 1464. En tercer lugar se encuentra Guanajuato, estado que alcanzó 490 tomas clandestinas, lo que significa que hubo una toma clandestina cada 13 horas con 24 minutos; en 2019 esta entidad tuvo 948.

Veracruz ocupa el cuarto lugar con 327, es decir, cada 20 horas con seis minutos se realizó una toma; el año pasado registró 821. Tamaulipas se ubica en el quinto lugar con 266, pues en 2019 fueron 1028. En este caso hubo una perforación cada 24 horas con 41 minutos.

Puebla se ubicó en el sexto lugar con 356 tomas clandestinas, contra las 1320 de 2019, lo que se traduce en el robo de hidrocarburo cada 25 horas con 40 minutos.

Así también los lugares donde no se tuvieron en estos meses ninguna toma clandestina son Baja California Sur, Campeche, Guerrero, Morelos, Nayarit, Quintana Roo, San Luis Potosí y Zacatecas.

En total se tuvo un registro de 6416 tomas clandestinas, una cada hora con dos minutos.

El titular de Protección Civil de Tlahuelilpan, Angel Barañano, lamentó que pese a la presencia de fuerzas federales como la Guardia Nacional en esa región del estado, donde en 2019 explotó un ducto con más de un centenar de víctimas, el robo de hidrocarburo no disminuyó y por el contrario se ha incrementado gravemente.

Las actividades de "huachicoleo", indicó, se realizan ahora al aire libre, pues tan sólo la semana pasada hubo dos perforaciones con derrame de combustible, además de un accidente provocado por una camioneta en la que se transportaba combustible robado.

En Cuautepec, en la región de Tulancingo, se registró el incendio de una unidad que fue abandonada por los presuntos delincuentes en una de las calles más transitadas de ese lugar.