‘Lo hicimos, Joe’: Kamala Harris recibe la noticia de su victoria mientras hacía ejercicio

Redacción Animal Político
·2  min de lectura

En mallas y sudadera negras, lentes oscuros y en medio de un parque, en lo que sería su momento de ejercicio de sábado por la mañana, Kamala Harris celebró que será la primera mujer en ser vicepresidenta de Estados Unidos.

“Lo hicimos, lo hicimos, Joe, tu serás el próximo presidente de Estados Unidos”, dice por teléfono a Joe Biden mientras ríe feliz, en un video publicado en su cuenta de Twitter.

Este sábado, luego de cuatro días, en que Biden mantuvo una ventaja, se dieron los resultados del estado de Pensilvania, con lo que el demócrata logró 273 votos electorales, suficientes para ser el ganador de la contienda presidencial.

Harris ha dicho que hace ejercicio todas las mañanas, sin importar cuánto haya dormido.

“Es la mejor manera de comenzar el día”, dijo Harris segun CNBC.

Harris llamó este sábado a “empezar” a trabajar por Estados Unidos.

“Esta elección se trata de mucho más que de Joe Biden y de mí”, dijo Harris en Twitter. “Tenemos mucho trabajo por hacer. Así que empecemos”, agregó la senadora.

Kamala Harris, la senadora de 55 años que soñaba con convertirse en la primera presidenta negra de Estados Unidos, será la primera vicepresidenta negra y mujer que llega a la Casa Blanca.

Kamala Harris hace historia como la primera mujer vicepresidenta de Estados Unidos

Harris creció en Oakland, en la California progresista de los años 1960, orgullosa de la lucha por los derechos civiles de sus padres: un jamaiquino profesor de economía y una india tamil, actualmente fallecida, investigadora del cáncer de mama. Estudió en la Universidad de Howard, fundada en Washington para acoger a estudiantes afroestadounidenses segregados, y recuerda regularmente su membresía en la asociación de estudiantes negros Alpha Kappa Alpha.

Desde el comienzo de su carrera, esta hija de inmigrantes ha sido pionera.

Después de dos períodos como fiscal en San Francisco (2004-2011), fue elegida dos veces fiscal de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también en la primera persona negra, en dirigir los servicios judiciales del estado más poblado del país.

Luego, en enero de 2017, se juramentó en el Senado en Washington, convirtiéndose en la primera mujer con raíces en el sur de Asia en llegar a la Cámara Alta, y en la segunda senadora negra en la historia de Estados Unidos.