La heterogénea alianza de partidos derechistas que se apresta a ganar las elecciones

·1  min de lectura

En vísperas de las elecciones legislativas del domingo, un nombre está siendo noticia más allá de las fronteras del país: el de Giorgia Meloni, líder de Fratelli d'Italia. El partido posfascista lidera las encuestas con un 25% de los votos, por delante del Partido Demócrata. La formación se ha hecho con el liderazgo de la coalición de derechas por delante de la Liga de Matteo Salvini y de Forza Italia de Silvio Berlusconi. Esta alianza podría obtener más del 60% de los escaños del Parlamento.

Por Juliette Gheerbrant

El salto es espectacular. Del 4,3% en las elecciones parlamentarias de 2018, Fratelli d'Italia podría pasar al 24%-25% de los votos este domingo. Esto no significa en absoluto que una cuarta parte de los votantes italianos eche de menos a Mussolini, pero es difícil ignorar las raíces del partido.

En 1996, Giorgia Meloni explicó en un reportaje del canal de tv francés France 3 que Benito Mussolini había sido "un buen político". "Todo lo que hizo, lo hizo por Italia y eso no se encuentra en los políticos que hemos tenido en los últimos 50 años", declaró el joven activista.

Por supuesto, la líder de Fratelli d'Italia tenía entonces 19 años, y su discurso ha cambiado mucho. Dispuesta a gobernar, mantiene a sus tropas en orden y, hace unos días, excluyó a un candidato que dejó homenajes a Hitler en las redes sociales. Pero fue en el seno del Movimiento Social Italiano, fundado por los partidarios de Mussolini tras la Segunda Guerra Mundial, donde comenzó su carrera política.


Leer más sobre RFI