Herzog toma posesión como presidente israelí y promete trabajar para "todos"

Jerusalén, 7 jul (EFE).- Isaac Herzog, exlíder del Partido Laborista y con una larga carrera política, tomó hoy posesión como nuevo presidente del Estado de Israel, un cargo de carácter eminentemente protocolario por el que prometió trabajar para toda la ciudadanía con la meta de aplacar la división y la larga polarización política del país.

"Me propongo cumplir cada mañana con la tarea de ser el presidente de todos", dijo Herzog en un discurso ante el Parlamento israelí (Knéset), durante un solemne acto donde juró el cargo y sustituyó formalmente al hasta ahora presidente, Reuvén Rivlin.

Herzog, de 60 años de edad y que los últimos tres dirigió la Agencia Judía, se comprometió "a bajar el tono, reducir las llamas y calmar las cosas", tras una larga etapa de tensión y bloqueo político, lo que llevó a Israel "a una crisis política sin precedentes" y a celebrar cuatro comicios en cuestión de dos años.

"Son días en los que el arte de gobernar ha sido barrido por la polarización, días en que los valores unificadores compartidos son más frágiles que nunca", consideró Herzog, que lamentó que el precio de todo ello fue una "erosión de la resiliencia nacional".

Herzog fue elegido como presidente a comienzos de junio, en una votación en el Parlamento donde recibió el apoyo de 87 diputados en una Cámara de 120 y se impuso a otra candidata, Miriam Peretz.

Su figura tampoco es desconocida en la alta esfera de la política israelí: en el pasado lideró el Partido Laborista, y su padre, el difunto Haim Herzog, fue ya presidente de Israel entre 1983 y 1993.

La ceremonia de investidura de Herzog marcó hoy también la despedida de Rivlin, que terminó su mandato de siete años, tras tener que lidiar con la inestabilidad política del país.

El papel de la presidencia en Israel es de tipo ceremonial, ya que las decisiones ejecutivas radican en el Gobierno y el primer ministro.

Sin embargo, el presidente tiene funciones como designar al candidato de crear Ejecutivo, un proceso que Rivlin gestionó varias veces los últimos años debido al largo estancamiento político.

El actual Gobierno israelí está formado por una amplia coalición liderada por el ultranacionalista Naftali Benet, que este junio asumió el cargo y desbancó al derechista Benjamín Netanyahu tras doce años seguidos en el poder.

El traspaso de Rivlin a Herzog culminará esta tarde con otro acto protocolario en la residencia presidencial de Jerusalén.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.