Las heroínas más poderosas de Marvel quieren su película

LA NACION

La llegada de Tessa Thompson a Marvel fue un terremoto. La actriz que interpreta a Valquiria en Thor: Ragnarok y que repetirá este personaje en la tercera parte de Los Vengadores, se juntó con otras intérpretes de la casa y todas presentaron ante Kevin Feige (director de la productora) un proyecto de largometraje centrado exclusivamente en las mujeres de este exitoso universo. Razón por la cual, repasamos quiénes son las heroínas más importantes de este mundo y quiénes podrían hacer su debut en la pantalla grande en caso que el film se hiciera realidad.

Qué heroínas que ya vimos deberían estar...Viuda Negra (Scarlett Johansson )

Así fue la llegada de la Viuda a Marvel

Primera aparición: Iron Man 2 (2010).

¿Por qué debería estar en la película? La ex espía rusa devenida en Vengadora fue la primera gran heroína del panteón fílmico de Marvel y su presencia sería indispensable no solo por su atractiva personalidad, sino también porque tiene el carisma suficiente como para ser la líder natural de una selección femenina de Vengadoras. Desde su debut hasta su última aparición en Capitán América: Guerra Civil, Natasha Romanoff demostró que es la gran guerrera del universo Marvel, y que a pesar de su falta de poderes, está más preparada para el combate que muchos súper musculosos que andan dando vueltas.

Gamora (Zoe Saldana)

Gamora es de las guerreras más peligrosas de Los Guardianes de la galaxia

Primera aparición: Guardianes de la galaxia (2014)

¿Por qué debería estar en la película? Solamente dos películas necesitó Gamora para llegar al corazón del mundo nerd. El personaje interpretado por Zoe Saldana es probablemente uno de los más ricos de Marvel: es la hija de Thanos ( Josh Brolin ), probablemente el villano más temido de la galaxia, su hermana Nebula (Karen Gillan) quiere matarla cada vez que puede, y encima carga con la difícil tarea de ser la única persona adulta en un equipo compuesto exclusivamente por comediantes (porque sí, los Guardianes son un grupo de comediantes). El atractivo de Gamora es entonces el de ser un personaje capaz de moverse entre historias de distinto tenor. Su carácter fuerte y su temperamento la convierten así en una integrante ideal para un seleccionado femenino de superheroínas.

Valquiria (Tessa Thompson)

Valquiria es de las grandes incorporaciones que tuvo Marvel en 2017

Primera aparición: Thor: Ragnarok (2017)

¿Por qué debería estar en la película? Ante todo porque Tessa fue la que tuvo la idea de presentar un proyecto integrado solo por superheroínas y, en segundo lugar, porque con solo una película en su haber demostró que tiene presencia de sobra para integrar un grupo de ese calibre. En Ragnarok, la actriz logró jugar de igual a igual con dos gigantes como Thor ( Chris Hemsworth ) y Loki ( Tom Hiddleston ), e incluso supo robarles cierto protagonismo. La historia de Valquiria es la de una guerrera caída en desgracia, pero que finalmente encuentra cierta redención uniéndose a la causa de Thor. Pero su cinismo y su relativa falta de convicción sobre eso de "pelear por la justicia" le da un halo de pesimismo que no comparte con ninguna otra heroína de Marvel. Valquiria decide luchar porque eso es mejor que emborracharse, y ese nivel de nihilismo la convierte en una pieza de gran valor para cualquier potencial equipo.

Bruja escarlata (Elizabeth Olsen)

Bruja escarlata es otra heroína que debería estar en el grupo de guerreras

Primera aparición: Capitán América: soldado de invierno (2014)

¿Por qué debería estar en el grupo? Wanda Maximoff comenzó su carrera en el bando de los villanos, pero rápidamente se unió a las filas de Los Vengadores. Si bien ella es probablemente la heroína más poderosa de este universo, su falta de experiencia en combate la convierten también en una guerrera muy inexperta. Pero como se vio en Capitan America: Civil War, la heroína interpretada por Elizabeth Olsen está sometida a un entrenamiento para pulir sus técnicas y habilidades, por lo que bajo la tutela de la Viuda negra, Wanda podría ser el ancho de espadas necesario con el que cuenten las mujeres de Marvel para ganar cualquier enfrentamiento.

Pepper Potts (Gwyneth Paltrow)

Pepper con armadura es un gran momento en Iron Man 3

Primera aparición: Iron Man (2008)

¿Por qué debería estar en el grupo? Aunque Pepper es principalmente una empresaria y la CEO de industrias Stark, en el pasado demostró una enorme habilidad para el combate. En Iron Man 3 Pepper llevó la armadura unos minutos, e incluso en el final de la película protagonizó un momento de pelea en el que llegó a salvarle la vida a Tony. Entonces teniendo en cuenta que Pepper puede tener un pie puesto en los negocios y otro en su faceta como heroína, ella solo necesitaría una armadura tipo Iron Man para entrar en el equipo y ser una de sus más valiosas integrantes. Claro que aquí el problema sería más de producción que de guión, porque teniendo en cuenta que Paltrow está paulatinamente retirándose del universo Marvel, deberían tentar a la actriz con una cuantiosa suma de dinero con tal de verla protagonizar el film.

Capitana Marvel (Brie Larson)

Primera aparición: en 2019, estará al frente de su propia película.

¿Por qué debería estar en el grupo? Simplemente porque Brie Larson , a pesar de no haber hecho aún su debut oficial en Marvel, fue de las actrices que apoyó con más entusiasmo la posibilidad de producir una película integrada exclusivamente por heroínas. Brie es una luchadora inagotable por la igualdad de derechos para las mujeres en Hollywood, y si algún día llegara a materializarse este proyecto indudablemente sería en gran medida mérito de esta actriz. Y como si eso fuera poco ella encarnará en 2019 a Carol Danvers, la Capitana Marvel, una heroína clave en el cómic de Los Vengadores y la primera película de este estudio protagonizada por una actriz. Por todo esto es que la llegada de Larson a Marvel genera enormes expectativas.

De yapa: otras heroínas y villanas que podrían llegar

Ms. Marvel: cuando parecía todo dicho en materias de superhéroes, la guionista G. Willow Wilson y el dibujante Adrian Alphona lanzaron una serie titulada Ms. Marvel, en la que una adolescente musulmana obtenía poderes que le permitían manipular la fisonomía de su cuerpo. Pero el gran atractivo del personaje era su mundo privado, sus problemas en el colegio, sus romances y la relación con sus padres, todos conflictos típicamente adolescentes que aquí se mezclaban con vistosos villanos y peleas imposibles. Wilson recicló la estructura de las primeras historias de Spider-Man y permitió que su protagonista, Kamala Kan, se convirtiera en la protagonista de una de las mejores serie que publica actualmente la editorial. Y por el gran encanto que desprende esta heroína, es que su llegada a la pantalla grande es una oportunidad que no se debería desperdiciar.

América Chávez: de la reciente camada de nuevas heroínas, aparte de Ms. Marvel y Squirrel Girl, América Chávez fue otra gran sorpresa y un bienvenido cambio de paradigma. En su serie escrita por Gabby Rivera, esta luchadora de ascendencia latina cuenta con una gran fuerza y con la habilidad para abrir portales que pueden trasladarla a cualquier lugar. América también es lesbiana, un rasgo prácticamente imposible de encontrar en el cómic de superhéroes masivo. Pero lo más interesante no solo es la libertad con la que ella vive su sexualidad, sino la manera desestructurada en la que Rivera presenta sus aventuras. Aunque lleva apenas siete números en su haber, America se convirtió en uno de esos títulos Marvel de culto que a pesar de correr con el riesgo de ser cancelado por bajas ventas (y por lo atípico de su propuesta), eso no impedirá que los y las lectoras pidan nuevas aventuras de esta gran heroína. Por todo esto es que ante una eventual película de mujeres Marvel, la presencia de América Chávez es casi una obligación.

Mocking Bird: la inclusión de esta heroína en la lista es hacer trampa, porque de hecho Mockingbird fue un personaje recurrente durante algunas temporadas de Agents of SHIELD. Pero eso no debería impedir que la trajeran de regreso totalmente renovada para su llegada al cine. En las historietas, Bobbi Morse siempre fue "la novia de Ojo de halcón", pero en una reciente colección la guionista Chelsea Cain la convirtió en una heroína de peso propio. En su nueva serie, Mockingbird se convertía en el centro de la acción y pasaba su tiempo luchando contra el mal como así también compartiendo el tiempo entre su ex y algún que otro amigo con derecho a roce. Fue una colección que duró poco, pero que inevitablemente le trajo al personaje una frescura que nunca había tenido. Lamentablemente, ese título sufrió el ataque de muchos lectores que entendieron como un insulto ver que Bobbi luciera en una de las portadas de la serie una remera feminista, lo que provocó una absurda y vergonzosa catarata de agresiones por twitter a la guionista, que derivaron en que Cain tuviera que dar de baja su cuenta. Ese lamentable ataque a una escritora solo por hacer foco en una mujer que no era retratada como una dama en apuros, es el signo más evidente de la necesidad de finalmente poner en marcha una película protagonizada íntegramente por super heroínas.

She Hulk: y si Los Vengadores tienen a Hulk (Mark Ruffalo), ¿por qué un equipo femenino no podría tener a su prima? La historia de Jennifer Walters comenzó cuando recibió una transfusión de su primo Bruce Banner, y eso le significó convertirse en She-Hulk. Pero a diferencia de Hulk, ella sí conservo su intelecto a pesar del cambio físico, que en su caso fue permanente. Claro que eso no le impidió a Jennifer ejercer como abogada mientras luchaba contra distintas amenazas. She-Hulk tuvo a mediados de los ochentas un período de gran esplendor gracias a los dibujos y guiones de John Byrne, que llevó a la heroína a protagonizar un título que no solo tenía grandes dosis de comedia, sino que también rompía constantemente la cuarta pared (un recurso que en los cómics también popularizó Deadpool).

Enchantress: una posible villana que podría justificar la reunión de superheroínas sería Enchantress, una vieja enemiga de Thor que apareció en los primeros años de la editorial, allá por 1964. Esta villana nació con la firme idea de destrozar al Dios del trueno, y ese objetivo (que obviamente jamás logró) la llevó a aliarse más de una vez con otros poderosos villanos. Su talento para la magia y su habilidad para la manipulación la convierten en una rival muy peligrosa que merecería para ser derrotada la unión de un súper grupo femenino.