Hermano de Pablo Lyle rompe el silencio

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- En poco menos de una semana se dará a conocer la sentencia del actor Pablo Lyle, quien permanece recluido en el Centro Correccional Turner Guilford Knight en Miami-Dade, desde el pasado mes de octubre, cuando fue declarado culpable de homicidio involuntario.

Hasta ahora, la familia del actor había decidido mantenerse en completo silencio sobre los momentos difíciles a los que se han enfrentado, desde hace ya tres años, sin embargo, Jorge Lyle, hermano del protagonista de "Mirreyes vs Godínez", utilizó las redes sociales para expresar su sentir.

Como nunca antes, Lyle abrió su corazón y mandó un mensaje a sus más de 20 mil seguidores para agradecer el apoyo que han recibido; además de dejar claro que, por más negro que parezca el panorama, aún no se han dado por vencidos: "La vida a veces nos presenta grandes desafíos que requieren de mucha fortaleza y templanza, cuando esas pruebas se transitan con el sostén y acompañamiento de los otros, el camino se llena de esperanza", escribió junto a una fotografía donde aparece con el actor y su otra hermana.

Jorge también destacó lo importante que ha sido para su familia el respaldo que amigos, fans y colegas les han brindado a lo largo de todo este proceso, sobre todo en el tema económico, ya que los tres años que ha tardado el juicio contra Pablo han consumido todos sus ahorros, por lo que se encuentran pidiendo donaciones para cubrir los gastos legales.

Por último, el hermano de Pablo dedicó unas breves palabras para la familia de Juan Ricardo Hernández, el hombre que falleció en 2019 luego de que el actor lo golpeara en el rostro: "Honramos profundamente el dolor de todos los involucrados", finalizó.

Por ahora, la familia de Pablo Lyle espera recaudar 100 mil dólares mediante donaciones que pueden hacerse por medio de una página web, para poder pagar los honorarios de la defensa del actor.

Será próximo 14 de noviembre cuando Lyle se presentará en la corte de Miami para que la jueza Marisa Tinkler Méndez le dicte sentencia, la cual podría ser de 9 hasta los 15 años en prisión.