Los herederos políticos del “Momo” Venegas llevan su partido al Frente de Todos

Javier Fuego Simondet
·3  min de lectura

El partido Fe, que tuvo como su principal dirigente al fallecido dirigente gremial rural Gerónimo “Momo” Venegas, está apartado de Juntos por el Cambio desde el año pasado, pero ahora oficializará su incorporación al Frente de Todos. Lo ratificará en un encuentro a nivel bonaerense, el miércoles. En la provincia de Buenos Aires, la agrupación cuenta con un intendente y una diputada provincial. Su fuerte está en el poder de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), el gremio que condujo Venegas, que tiene 300 mil afiliados.

“Nuestro gremio está encolumnado con Alberto Fernández y eso replica en Fe, que nace en las entrañas de Uatre. Estamos sosteniendo reuniones con los máximos referentes del Frente de Todos. A partir de mayo, se inscriben los frentes y vamos a estar encolumnados en el Frente de Todos ”, afirmó a LA NACION Cecilio Salazar, intendente de San Pedro y presidente de Fe en la provincia de Buenos Aires.

A nivel provincial, la decisión de los seguidores de Venegas de llevar el partido al Frente de Todos se oficializará el miércoles, en la sede porteña de las 62 Organizaciones Peronistas, en la avenida Independencia. “Ahí se va a decidir orgánicamente”, anticipó Salazar.

El intendente de San Pedro trajina en los últimos meses despachos de jefes comunales del conurbano. A principios de mes, se reunió con Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora. Mariano Cascallares, intendente de Almirante Brown, fue otro de los que recibió a Salazar. En ambos distritos, el partido surgido de la Uatre tiene concejales propios, que fueron elegidos en las boletas de Cambiemos.

“Personalmente, sufrí los cuatro años de Cambiemos. No nos tuvieron en cuenta como espacio político. Nos negaron siempre, pusieron en la segunda sección electoral a dos senadores que no son de la zona”, cuestionó el intendente de San Pedro.

A nivel bonaerense, Fe tenía dos intendentes, pero se quedó solo con uno porque Arturo Rojas (Necochea) se apartó y formó su propio partido vecinal. “No estoy más en el partido Fe, por ese motivo [por la incorporación al Frente de Todos]. Así que armé un partido político, Nueva Necochea”, afirmó Rojas a LA NACION.

En el ámbito legislativo provincial, Fe cuenta con una diputada, Natalia Sánchez Jáuregui, que tiene un monobloque aliado al gobernador Axel Kicillof. “Trabajé con independencia y acompañé proyectos. Voy a seguir con el monobloque. En lo personal, me gustaría no perder la identidad”, dijo la diputada sobre la incorporación al Frente de Todos.

Fe tiene concejales en distritos como “Morón, Almirante Brown, Lomas de Zamora, General Pueyrredón, Colón, San Pedro y Ezeiza”, según enumeró Salazar. La Uatre es un gremio de peso que aportará a la estructura del oficialismo. “Tenemos 300.000 afiliados; 1.300.000 beneficiarios de la obra social, que es la segunda obra social sindical más grande, detrás de la de comercio, y 170 delegados a la CGT”, especificó el intendente de San Pedro, que encabeza el gremio en ese distrito.

La Uatre está liderada por José Voytenco, quien sucedió como secretario general a Ramón Ayala, que falleció el año pasado. “En todas las charlas, incluso con el presidente Alberto Fernández [se reunieron en enero], he planteado volver a la CGT y al PJ, porque este es un gremio peronista. En aquellos distritos donde esté Fe, vamos a incorporarnos al frente oficialista. Y la idea es integrarnos, no estar en el desgaste de una interna”, afirmó Voytenco a LA NACION.

El titular del partido Fe a nivel nacional es el diputado nacional Pablo Ansaloni. Fue expulsado de la Uatre por realizar declaraciones antisemitas, por las que luego se disculpó, y Voytenco lo denunció por presunta estafa y asociación ilícita en la obra social gremial. LA NACION intentó dialogar con Ansaloni sobre los movimientos políticos de Fe, pero no obtuvo respuesta.

Voytenco asegura que, en lo nacional, el partido no está habilitado porque no realizó los congresos y reuniones correspondientes. El Senado, el jueves, dio media sanción a un proyecto de ley que suspende la caducidad de la personería jurídica de los partidos políticos por causas como no haber renovado autoridades o no contar con el número mínimo de afiliados.