Héctor Herrera se aferra a la Selección Mexicana y nadie puede decirse sorprendido

Héctor Herrera quiere seguir en el Tri. (Getty Images)
Héctor Herrera quiere seguir en el Tri. (Getty Images)

Héctor Herrera terminó la Copa del Mundo de Qatar 2022 como uno de los jugadores más señalados por la opinión pública mexicana. Es cierto que muchas de las críticas que recibió fueron desmedidas, pero de cualquier modo el Mundial parecía ser el telón de despedida, pues todo lo que ahí pasó con el Tri tenía la pinta de fin de ciclo.

Y un fin de ciclo comprende el adiós de sus principales actores. Herrera es uno de ellos. El mediocampista mexicano, sin embargo, ha dejado claro que no quiere despedirse del tricolor todavía. Así lo dijo en entrevista con TUDN. "Como jugador y como mexicano siempre es un orgullo, una ilusión y un sueño estar en la Selección, hay que trabajar siempre para estar ahí".

Herrera recalcó que en el futuro, a espera de quién sea el entrenador, se ve como seleccionado nacional. "Primero quiero estar bien aquí, depende siempre estar bien en tu equipo, hacer las cosas bien, sentirte bien para poder dar lo mejor de ti para tu país, es mi objetivo principal y lo de la Selección se verá más adelante cómo van surgiendo las cosas. Dependerá quién va a llegar como director técnico y bueno, esperemos ver cuál es su idea, su pensamiento hacia mí, hacia la selección, qué es lo que quiere y ya después se tomarán decisiones", expresó.

Herrera durante el partido de fase de grupos contra Argentina. (REUTERS/Kai Pfaffenbach)
Herrera durante el partido de fase de grupos contra Argentina. (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

Siguiendo con la lógica impuesta por Ochoa y Talavera, Herrera no tiene intenciones de abrir paso a las nuevas generaciones de futbolistas mexicanos. Nadie niega que, se diga lo que se diga, Herrera todavía tiene calidad. La técnica y la inteligencia son lo último que se pierde en el futbol, pero el poder de la evidencia lo deja todo muy claro: si en su mejor momento no pudo llevar al Tri al siguiente nivel, ¿por qué podría hacerlo que enfrenta el inevitable bajón que todos los futbolistas experimentan después de los treinta años?

Su mejor versión ya la vimos. Ya no habrá nada nuevo de él en el futuro. ¿Por qué no mejor dar un paso al costado y permitir que los jugadores de la nueva camada se hagan cargo de su propio destino? Es entendible, cómo no, que Herrera y compañía quieran seguir siendo considerados, que tengan ganas de revancha, y más tras lo que pasó en Qatar; pero también deberían hacer gala de sensatez y entender que todo tiene un principio y un fin. En Londres 2012 y en Brasil 2014, Herrera fue una luz de esperanza entre tanta penumbra. Él era el futuro. Y luego fue el presente. No pasó nada diferente.

Herrera en Brasil 2014, durante el partido entre México y Croacia. (Getty Images)
Herrera en Brasil 2014, durante el partido entre México y Croacia. (Getty Images)

Particularmente, en el último par de años todo ha ido cuesta arriba para Herrera. Dejó el Atlético de Madrid y se convirtió en uno de los villanos favoritos de la afición. Era injusto, sí, pero tampoco se puede negar que ya no es el mismo, y no es culpa: el tiempo pasa y en el futbol esa factura se cobra muy caro. Él mismo reconoció en la entrevista la tensión con la que el equipo azteca convivió: “Se generó un ambiente, desde mi punto de vista, un poco pesado, pesimista de lo que estaba pasando en la Selección. Tal vez tenían razón o tal vez no, pero al final terminó siendo que fuimos en Qatar, muchas lesiones, bajas, un ambiente pesado el cual no generaba confianza dentro del grupo, en la afición, en todo México”.

Ojalá pudiera regresarse el tiempo y volver al 2012 o al 2014, cuando todo en Héctor Herrera era esperanzador. Pero todo ha cambiado y, por mera limpieza emocional, el Tri tendría que soltar de la mano a sus referentes de la última época. No le deben nada a la selección y la selección no les debe nada. Es momento del adiós, aunque no quieran aceptarlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Impunidad total; de nuevo vendedor de tamales es atropellado en Edomex.