Al Heat le toca ahora la misión más difícil en una casa sin nombre esta semana

D.A. Varela/dvarela@miamiherald.com

Luego de la heroica victoria del martes 10 de enero ante el Thunder de Oklahoma City, el Heat se prepara para recibir a los Bucks, unos de los grandes candidatos al título de la NBA, en dos partidos de alto voltaje.

El primero será este jueves (7:30 p.m. TV: BS SUN y Radio Mambí 710 AM) y el segundo, el sábado (1 p.m. TV: ABC) en la Arena de Miami que ya dejará de llamarse FTX Arena.

A pesar del triunfo, el equipo de Miami se mantuvo en el 8vo puesto (lugar que da derecho a jugar el play-in) con marca de 22-20.

Para alcanzar el 6to (que brinda la clasificación automática a los playoffs) el quinteto de la Capital del Sol necesita ganarle los dos juegos a Milwaukee, algo altamente complejo sobre todo porque cuenta con el gran Giannis Antetokounmpo.

La cuestión se complica para el Heat si no puede contar con el centro Bam Adebayo (muñeca), el armador Kyle Lowry (rodilla), el delantero Caleb Martin (cuádriceps) y el escolta Tyler Herro (Aquiles), quienes se perdieron el triunfo 112-111 ante Oklahoma.

El único seguro que no jugará es Martin.

En dicho encuentro Jimmy Butler fue el único jugador del quinteto de gala y junto a una segunda unidad como titular se tuvo que echar el equipo en los hombros para llevarlos a la victoria.

Y es que tras otro desastroso tercer cuarto, el Thunder le volteó el marcador y llegó al último minuto ganando 111-106.

Victor Oladipo con un triple llegó a 19 unidades, acercó a dos a Miami y entonces Butler con la capa de superhéroe anotó dos puntos y más otro de tiro libre adicional, tras recibir una falta, y llegó a 35 cartones.

Max Struts con 22 puntos, Gabe Vicent con 13 y Jamal Caín con 12, además de Oladipo, le echaron una mano a Butler para adjudicarse un sufrido triunfo.

Los Bucks, que con 26-14 van segundos en el Este, no podrán contar con el estelar Khris Middleton, y llegan a Miami tras derrotar a los Knicks 111-107, con 22 de Antetokounmpo y ayuda de casi todo el equipo.

Será un choque con aroma de playoffs entre equipos que se han eliminado mutuamente en las postemporadas 2020 y 2021.

El Heat espera contar con Dewayne Dedmon, quien fue expulsado del juego ante OKC por conducta antideportiva cuando tras discutir con el entrenador Erik Spoelstra golpeó una pistola de masaje con la mala suerte de que esta cayó en el medio de la cancha. Su accionar dejó al equipo con solo siete jugadores, descontando a Udonis Haslem.

“Todos tenemos un montón de personalidades diferentes”, comentó Spoelstra. “Esa parte fue desafortunada e inaceptable”.

Este miércoles un juez federal de quiebras rescindió el acuerdo de derechos de nombre de la arena entre el condado de Miami-Dade y el intercambiador de criptomonedas FTX para poner fin a un período de dos años con ese nombre a la casa del Heat.

La orden establece que Miami-Dade, propietaria de las instalaciones del centro que administra el Heat, planea dejar de usar el nombre FTX de inmediato y eliminar rápidamente todos sus usos de la arena de Miami.

Los dos juegos del Heat ante los Bucks puede servir como piedra de toque para comprobar si le alcanza con los jugadores que tiene para pelear por el título.