El Heat regresa a casa para curar las heridas y buscar en camino de la victoria

MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

Después de cuatro derrotas al hilo en la carretera, nada mejor para el Heat que regresar a casa para lamerse las heridas, volver a unirse y lanzarse en busca de la victoria.

Y este mismo miércoles el equipo de Miami recibe a los Wizards (7:30 p.m. TV: BS SUN y Radio Mambí con las voces de José Pañeda y Joe Pujala) en el primero de los dos que jugarán en casa de forma consecutiva, ya que volverán a verse las caras el viernes en el mismo escenario.

Será un juego revancha después de que los Wizards derrotara 107-106 al quinteto de la Capital del Sol en el segundo choque de la reciente gira por el Este, una conferencia liderada por los Celtics con 13-4 y donde el Heat está en 12mo puesto con 7-11.

El quinteto de Miami espera poder recuperar a algunos de sus lesionados, principalmente a Jimmy Butler (rodilla), Tyler Herro (tobillo), a los que ha echado muy en falta en este viaje por carretera; adem de Gabe Vicent (rodilla), Duncan Robinson (tobillo) y de ser posible Victor Oladipo (rodilla) quien aún no ha debutado.

“En algún momento, con suerte, recuperaremos a algunos muchachos”, dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. “Incluso si no están completamente al 100 por ciento, siempre que estén lo suficientemente cerca. Tal vez puedan darnos un poco de refuerzo, incluso si son solo unos minutos”.

Si bien no es excusa perder por no estar dos de los titulares, lo cierto es que este equipo es muchísimo menos sin Butler, e incluso sin Herro, principalmente a la ofensiva.

Los Wizards tienen un gran equipo y están jugando muy bien, baste decir que solo han perdido uno de los últimos siete encuentros, aunque el Heat bien pudo ganarle este 18 de noviembre en el Capital One Arena, donde se impusieron en tiempo extra en el que Miami solo anotó dos puntos en tiempo extra.

Este lunes el Heat consumó su cuarta derrota al hilo 105-101 ante los Timberwolves en el Target Center de Minnesota y, aunque nunca es bueno perder, algunas cosas buenas también se vieron por parte de algunos jugadores que pueden ser muy válidas en el crecimiento del equipo.

Kyle Lowry tuvo una destacada actuación y Bam Adebayo tuvo que crecerse, sin ambos hicieran lo mismo con el regreso del Butler el equipo de Miami sería mucho mejor.

“Es difícil, pero estamos donde estamos ahora, cuatro juegos por debajo de .500”, dijo Lowry. “Nuestro récord es nuestro récord. Siento que somos un mejor equipo que nuestro récord. Pero nuestro récord es nuestro récord”.

Y otro que está creciendo es la selección de primera ronda del Heat, Nikola Jovic, quien con su buen jueg se está ganando el respeto de los jugadores de Miami.

“No le teme al momento, por lo que se siente cómodo”, indicó Spoelstra “Se está ganando el respeto de todos en el vestuario. Se está ganando sus galones en este momento”.

Un problema adicional es el cansancio por tener que jugar fuerte tantos minutos, a los que hay que añadir menos reposo por los viajes, por lo que ahora en casa se espera revertir la situación. Al menos todos han aprendido algo de esta gira.