El Heat llega tercero a la mitad de la temporada y hay que darle el crédito a Spoelstra

·3  min de lectura
Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

El Miami Heat llega este 13 de enero a la mitad de la temporada al enfrentarse a los Atlanta Hawks en el State Farm Arena, en el primero de los dos juegos consecutivos entre ambos, y lo hace desde una posición de privilegio al ocupar el tercer lugar de la Conferencia Este con balance de 25-15.

Lo más interesante y es que el equipo que dirige Erik Spoelstra ha conseguido sobrevivir a all huracán de las lesiones y de los protocolos del COVID-19. Nadie absolutamente nadie apostó que el Heat iba a salir airoso sin Bam Adebayo (operado del pulgar) y sin su suplente Dewayne Dedmon (rodilla), y el culpable se llama Omer Yurtseven.

El joven centro turco está sorprendiendo a todos con notables actuaciones, siendo uno de los pilares donde se sostiene este nuevo Heat. En sus últimos 11 juegos, ha registrado más de 12 rebotes por juego y cinco dobles-dobles.

Pero además de Adebayo, también han tenido bastante tiempo fuera a Jimmy Butler, y sin sus dos pilares Miami también han conseguido salir airoso, gracias en gran parte al trabajo de su segunda unidad convertida en primera con Tyler Herro, Caleb Martin y Max Struss al frente, junto a Yurtseven.

El quinteto de la Capital del Sol solo tiene por delante a los increíbles Bulls y a los Nets, dejando atrás a los Bucks, vigente campeones de la NBA y a los Sixers, otro de los candidatos al título.

El Heat es 3ro en la Conferencia Este, 15to en la liga en puntos anotados (108.4), pero 4to en recibidos (104.2), siendo 5to en el diferencial ( +4.2), 17mo en rebotes (44.8) y 7mo en asistencias (25,5) y tercero en la NBA en triples (37,6%), lo cual ha sido muy importante, el Heat siempre gana cuando supera el 40 por ciento en triples.

El Heat por su desempeño individual tiene a varios candidatos para obtener premios esta temporada como Spoelstra, al Mejor Entrenador; Herro, al Sexto Hombre, Butler, al MVP; y Adebayo, al defensivo del año.

Butler es líder en puntos para Miami con un promedio de 23.2, Adebayo en rebotes con 10.2 y Kyle Lowry en asistencias con 8.4.

Miami, después de una dura gira por el Oeste (cinco juegos en nueve días y 3-2), tuvo algunos días de descanso, disfrutando sobre todo de su última victoria ante los Suns en ese momento el mejor equipo de la NBA.

“Nos encanta poder hacer esto. Vas a estar de gira durante 41 juegos así que siempre va a haber algo un poco extraño”, dijo Spoelstra. “Pudimos pasar dos días con nuestras familias y todos lo aprovechamos al máximo. Tuvimos una buena práctica y llegaremos bien al juego en Atlanta”.

La cuestión ahora es ver que va a pasar cuando poco a poco se vayan reintegrando los ausentes, Por ejemplo, lo que va a pasar con Yurtseven, con Kyle Guy, a quien el Heat firmó un segundo contrato de 10 días el lunes.

Adebayo y Dedmon, así como Markieff Morris (cuello) y Victor Oladipo (pierna) han tenido grandes progresos en sus respectivas lesiones y buscarán su puesto en la rotación pero más de uno lo tendrá difícil, lo cual es bueno y habla muy bien de la profundidad de este equipo de Miami.

Sus nombres propios como Herro, Duncan Robinson, PJ Turner, por no hablar del Big Three (Butler-Adebayo-Lowry) han sostenido al Heat, pero el éxito se debe sobre todo a su actitud, a su cultura, a su identidad y hay que darle el crédito a Spoelstra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.