El Heat espera recuperarse en esta dura semana pese a enfrentar dos rivales de cuidado

Hakim Wright Sr./AP

El Heat sufrió un pequeño tropiezo en Atlanta este lunes en el inicio de la gira de tres juegos de esta semana, en la que aún le quedan dos partidos para recuperarse, en un par de duelos del más alto nivel.

Este miércoles 18 de enero (8 p.m. TV: Bally Sport Sun y Radio Mambí 710 AM) el equipo de Miami visita a los Pelicans en New Orleans (26-18), que van terceros en la dura Conferencia Oeste y no saben si podrán contar con Brandon Ingram, con una lesión en el dedo gordo del pie.

El Heat, por su parte, solo tiene en la enfermería al armador Kyle Lowry, quien continúa lidiando con una lesión en la rodilla que le dejó fuera en la derrota 121-113 ante los Hawks.

“Historia de dos mitades”, expresó el entrenador de Miami, Erik Spoelstra, sobre el revés en Atlanta.

“La gran diferencia nació de que nos volaron las puertas en la primera mitad. Hubo demasiados errores para superar en la segunda parte”.

Lowry, quien promedia 13.1 puntos, 4.4 rebotes y 5.6 asistencias por juego esta temporada, podría recibir el alta este miércoles y reaparecer ante los Pelicans lo cual haría que Spoelstra pudiera contar con todos sus hombres, incluyendo a Gabe Vincent quien en los últimos cuatro desafíos promedia 19.5 cartones.

Solo Duncan Robinson y Omer Yurtseven, quienes se recuperan de sendas cirugías, estarían fuera. Mientras los jugadores de dos vías Jamal Caín (delantero) y Orlando Robinson (centro) le han estado supliendo con entereza.

En el juego ante los Hawks regresaron el escolta Tyler Herro y el delantero Caleb Martin quienes aportaron 15 y 7 unidades, respectivamente.

Aunque todo el brillo fue para Jimmy Butler con 34 puntos, seguido por Bam Adebayo con su 22do doble-doble (3ro consecutivo) con 20 cartones y 13 rebotes, además de cinco asistencias, tres tapones y tres robos.

Miami (24-21) se encuentra en el séptimo lugar de la Conferencia Este, a un juego de los Knicks de Nueva York que ocupan el sexto puesto y uno por encima de los Pacers que marchan octavos.

El viernes 20 (7:30 p.m.), el quinteto de la Capital del Sol visita Dallas para enfrentarse a los Mavericks, que tienen en duda a su estrella Luka Doncic con un esguince de tobillo.

Los Maverciks son quintos en el Oeste y seguramente será otro partido sumamente complicado.

El Heat regresa a casa el domingo 22 de enero para recibir a los Pelicans (3:30 p.m.) quienes le devolverán la visita en otro interesante encuentro.

El equipo de Miami, aunque Spoelstra se empeñe en afirmar que no es necesario, debería firmar a otro jugador antes del cierre del mercado para reforzar el equipo.

Hay que hacerlo o bien pagando el impuesto de lujo y llenar la 15ta plaza o vía intercambio, pues todo indica que con lo que tiene no le alcanza.

El Heat necesita un verdadero delantero de poder y si es anotador consistente mucho mejor.

Dos viejos conocidos serían ideales, el primero Jae Crowder y el segundo Kelly Olynyk, aunque Pat Riley no es muy partidario de traer a los que se han marchado.

De momento lo que importa es regresar a casa con dos triunfos, pese a jugar fuera con dos duros rivales.