El Heat desata la tormenta y con un héroe anónimo consigue su segunda victoria al hilo

Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

Con una feroz ofensiva en el tercer cuarto, el Heat continuó por la senda del triunfo este sábado 12 de noviembre en casa, al salir nuevamente airoso ante los Hornets, en una noche de gala en la que hubo un héroe anónimo.

Max Strus fue ese héroe con 31 puntos (8-14 en triples) aprovechando otra incursión en el quinteto inicial, en el lugar del lesionado Tyler Herro (tobillo), para guiar al equipo de Miami a una importante victoria 132-115 ante el conjunto de Charlotte, al que ya golpeó en tiempo extra el pasado jueves.

Esta vez el equipo de la Capital del Sol no necesitó un parcial adicional para ganar el juego, al desatar la tormenta perfecta en la segunda mitad y de este modo mantenerse en el puesto 12mo con 6-7 en una disputada Conferencia Este con otros cuatro equipos por encima con el mismo récord.

Cinco jugadores del Heat terminaron con dobles dígitos, contribuyendo a un buen ataque en el que promedió un 52.7 por ciento en tiros de campo (39% en triples). Bam Adebayo se creció y con 15 rebotes impulsó decisivamente a Miami para que ganara la batalla de los rebotes 46-37.

Strus, con nueve puntos, lideró el disputado primer cuarto que ganó Miami 34-33 después de estar delante todo el parcial y merecer una mayor ventaja. El escolta tuvo buena ayuda del centro Bam Adebayo, quien arrancó con ocho de sus 24 puntos en una noche en la consiguió un buen doble-doble.

“Tuve una mala noche el pasado juego y necesitaba esto”, dijo Strus. “Lo conseguí temprano y los compañeros trabajaron par mí. Hay altas y bajas, son 82 juegos, es una larga temporada”.

Gabe Vicent, con solo seis unidades de sus 20 en el partido, fue el mejor en el segundo en el que Miami se repartió muy bien los puntos y que fue ganado 26-23 por los Hornets, que de este modo se fueron al descanso con ventaja de 59-57, con 15 de los 20 de Kelly Oubre y 10 de los 22 de Rozier.

En el tercero apareció Jimmy Butler con 10 de sus 20 puntos para ayudar a Strus que hizo 11 de los 45 puntos del Heat en este parcial, en el que los Hornets se quedaron en 25, para tomar el mando definitivamente 102-84.

Pese a la ventaja Strus continuó en modo ataque y fue el mejor de Miami con 9 puntos en un último cuarto ganado por Charlotte por la mínima 31-30, con 9 de los 15 puntos de Nick Richards y 5 de los 15 del retornado LaMelo Ball.

El Heat selló el triunfo por 17 puntos de ventaja al final del parcial, marcado por el debut del prometedor jugador de dos vías, Jamal Caín, y el regreso a la cancha del novato Nikola Jovic, jugador en el que el equipo de la Capital del Sol tiene sembradas muchas esperanzas.

Kyle Lowry trabajó como una hormiga en cada cuarto y se marchó con 12 puntos, 11 rebotes y unas buenas ocho asistencias, rozando el triple doble; mientras Caleb Martin pese a que solo colocaba solo 7 cartones se iba con el +/- más alto del Heat con +27. En tanto Duncan Robinson tuvo otra noche negra con apenas 5 puntos (0-6 en triples).

Si bien la mayor cantidad de puntos la puso Strus, el que impuso el ritmo del juego en ambos lados de la cancha, terminando como el mejor del Heat, fue Butler, quien además también estuvo cerca del triple doble con 7 rebotes y 8 asistencias.

Sin duda fue un gran partido de Miami frente a un buen equipo de Charlotte que no merece ir penúltimo en la tabla (3-11).

El Heat recibe este lunes a los Suns en un encuentro que promete ante uno de los mejores del Oeste en busca de su tercera victoria consecutiva donde por ahora pasará a llamarse “The Heat’s House”.