Harvard destinará $100 millones para estudiar y reparar sus lazos con la esclavitud

·4  min de lectura

La Universidad de Harvard destinará US$100 millones al estudio y la reparación de los vínculos de la escuela con la esclavitud, con lo que se une a otras instituciones estadounidenses que examinan su complicidad y su legado en la esclavitud, respaldadas por inversiones multimillonarias.

El anuncio se hizo el 26 de abril, tras un informe del comité que aborda los “extensos vínculos con la esclavitud” de la universidad y cómo las personas esclavizadas jugaron “un papel importante en nuestra historia institucional”, incluyendo el trabajo de más de 70 personas esclavizadas que apoyaban a los miembros de la facultad, el personal y los presidentes de Harvard, y que enriqueció a “numerosos donantes y, en última instancia, a la institución”, señala un comunicado de la directiva de Harvard.

“Harvard se benefició y, de alguna manera, perpetuó prácticas que eran profundamente inmorales”, se lee en el comunicado, que agrega que la comunidad universitaria tiene “la responsabilidad moral de hacer lo que podamos para abordar los persistentes efectos corrosivos de esas prácticas históricas en las personas, en Harvard y en nuestra sociedad”.

El informe del comité describe varias amplias recomendaciones que los US$100 millones ayudarán a cumplir, como el apoyo a los descendientes de personas esclavizadas, así como a las comunidades nativas, y el reconocimiento del papel de las personas esclavizadas en la universidad a través de monumentos y proyectos de investigación.

El exhaustivo reporte reconoce firmemente que la universidad con sede en Massachusetts, fundada en 1636 y la más antigua en EE.UU., debe en gran medida su enorme fortuna a los líderes que hicieron sus inmensas riquezas gracias al trabajo de las personas esclavizadas.

El documento traza la historia de las personas esclavizadas en la región y en la universidad, así como los vestigios de la violencia racista y la discriminación en su historia.

El extenso apéndice del informe enumera a más de 70 personas negras y nativas americanas que fueron esclavizadas por figuras destacadas de Harvard, entre ellos, expresidentes, miembros de su junta, profesores y otros, a lo largo de los siglos XVII y XVIII. La esclavitud fue prohibida en Massachusetts en 1783.

Estas personas aparecen enlistadas por su primer nombre y los nombres de las personas que los esclavizaron.

Un mayordomo de Harvard del siglo XVIII, Andrew Bordman, esclavizó al menos a ocho personas.

Otra lista reúne los nombres de edificios, calles y otras estructuras y puntos de referencia que reconocen a figuras de la universidad que esclavizaron personas.

Cinco hombres cuyas fortunas provenían del trabajo esclavo representaron más de un tercio de las donaciones y compromisos financieros con la universidad hechos durante la primera mitad del siglo XIX, según el informe.

Harvard también produjo investigaciones eugenistas y de “ciencia racial” en los siglos XIX y XX, con trabajos que incluían fotografías explotadoras de personas esclavizadas, en un intento de proporcionar una base científica a las ideologías de supremacía blanca.

El expresidente de la universidad, Charles William Eliot, quien dirigió Harvard durante aproximadamente cuatro décadas, hasta 1909, también realizó estudios de “mejora de raza” de los estudiantes que eran atletas. Su sucesor, Abbott Lawrence Lowell, quería una comunidad “solo para blancos” en Harvard, señala el reporte.

La colección del museo de la universidad también contiene restos humanos de personas que se cree que son nativos y gente anteriormente esclavizada.

“Muchos de ustedes pueden sentirse decepcionados al conocer las dolorosas verdades sobre la historia de una institución que han llegado a conocer, respetar e incluso amar”, menciona una carta del presidente de Harvard, Lawrence S. Bacow, a los estudiantes y personal. “Aprendamos de este informe y trabajemos juntos para reconocer y reparar las injusticias que tan cuidadosamente documenta”.

Su declaración no se disculpa por su historia violentamente racista, sino que pide a su comunidad a “aceptar [la verdad], aún cuando nos incomoda o nos causa dolor”.

Harvard es parte de varias otras importantes instituciones estadounidenses, como las universidades de Brown y Georgetown, así como la Universidad de Virginia, William & Mary y el Seminario Teológico de Princeton, que han prometido realizar intentos de apoyo financiero para reparar sus respectivos legados de esclavitud.

El grupo Universities Studying Slavery, con sede en la Universidad de Virginia, está conformado por aproximadamente 90 miembros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.