'Harry Potter y el prisionero de Azkaban' tenía una escena de sexo secreta y no nos dimos cuenta

Si crees que el universo de Harry Potter está libre de sexo, agárrate. Y es que los fans de todo el mundo se han quedado a cuadros al (re)descubrir que su saga favorita contiene una escena de sexo secreta –gracias al tuit comparado por el usuario @IAmLuke_M.

Aunque nadie puede decir que se trate del propio Harry, “alguien” se lo pasa muy bien en los créditos finales de El prisionero de Azkaban. (Imagen: Warner Bros.)

En concreto, el momento puede localizarse en los créditos finales de la tercera película de la saga, Harry Potter y el prisionero de Azkaban. Y es que aquella película dirigida por el oscarizado Alfonso Cuarón concluía con los nombres del reparto impresos sobre el Mapa del Merodeador –en el que también podían verse cientos de huellas de pies que recorrían el Castillo de Hogwarts.

Pues bien, una mirada atenta a los créditos revela en una esquina dos pares de huellas muy juntas dispuestas en una posición inequívoca: frente a frente, con un par abierto de piernas y el otro apretado entre las piernas del primero. ¿Qué podrían estar haciendo?

Día ??? del confinamiento. He encontrado la escena de sexo secreta en Harry Potter y el prisionero de Azkaban”, escribe el tuitero.

Vaya por delante que estamos ante un “descubrimiento” de hace ya años; el pasado mes de abril sucedió algo muy parecido con una escena supuestamente nueva en Harry Potter y el cáliz de fuego. Sin embargo, no por antiguo el hallazgo está dejando de correr como la pólvora en las redes.

Algunos recordarán que los créditos de aquella película de 2004 en su momento fueron los más largos de la historia: nada menos que 11 minutos. Su diseñador, Rus Wetherell, reveló al Huffington Post que dedicó 20 intensos días a elaborarlos. Y una noche en que tuvo que quedarse trabajando hasta las 4 de la madrugada encontró aquella esquina vacía y decidió añadir a la parejita.

Había un hueco en el diseño, era una oportunidad para que un par de estudiantes se ocultasen allí”.

Así que planté dos pares de pies. Solo era un guiño divertido para los adultos, que los niños no entenderían”.

Lo cierto es que, desde su descubrimiento en 2015, estas huellas impúdicas han escandalizado a más de un fan de la saga –que la consideraba estrictamente “para todos los públicos”.

Otros, en cambio, se rompen la cabeza por adivinar a qué personajes podrían corresponder los pies. Pero Wetherell asegura que el detalle no tiene mayor trascendencia y que “no pretendía representar a ningún personaje de la película”. 

¿O sí?

Quizá uno era Harry, pero todos hemos sido chavales, todos hemos ido al colegio y eso… Quizá solo se trataba de un besito en la mejilla”.

Y es que Wetherell no se pilla los dedos y asegura que los pies de la pareja simbolizan “un abrazo” y que “no están teniendo sexo, como dice todo el mundo”.

Que cada cuál juzgue por sí mismo, aunque parece que el propio Cuarón lo tuvo claro cuando se percató del detalle. Según Wetherell, empezó a reírse y “perdió los papeles.

Pero el cineasta mexicano es todo un profesional, y aunque permitió que la broma se quedase en los créditos, urgió a Wetherell a que terminase con la secuencia sin añadir más juegos de pies.

Solo fue un detalle simpático para hacer sonreír a la gente”, concluye el diseñador.

Más historias que te pueden interesar: