Harry y Meghan se unen a los príncipes de Gales para ver las ofrendas florales de Windsor

·4  min de lectura

Los duques de Sussex se han reunido con los Príncipes de Gales para ver las ofrendas florales dejadas en memoria de la reina Isabel II en el Castillo de Windsor.

El príncipe William, la princesa Kate, el príncipe Harry y Meghan iban vestidos de negro mientras caminaban por las puertas, en lo que es su primer encuentro público desde que se les viera por última vez en el Servicio Nacional de Acción de Gracias para celebrar el jubileo de la reina en junio.

Los hermanos se han mantenido distanciados desde que los Sussex dejaron de ser miembros de la realeza en activo y se trasladaron a California y desde su decisión de hablar sobre su vida dentro de la familia real.

El duque y la duquesa de Sussex se tomaron de la mano mientras miraban los homenajes, y en un momento dado Harry puso su mano con cariño en la espalda de Meghan.

La pareja pasó más de 40 minutos viendo las flores y los homenajes y se les vio señalando y charlando mientras los miembros de la multitud les saludaban.

El duque y la duquesa de Sussex estaban de visita en el Reino Unido en el momento de la muerte de la reina (AP)
El duque y la duquesa de Sussex estaban de visita en el Reino Unido en el momento de la muerte de la reina (AP)

Más tarde estrecharon la mano del público y hablaron con el mismo que se había congregado en la Puerta de Cambridge, y varias personas tomaron fotos de los miembros de la realeza con sus celulares.

Los nuevos príncipes de Gales, que recibieron los títulos de manos del rey Carlos III el sábado, recibieron ramos de flores de los asistentes, mientras un visitante agitaba una bandera galesa en el fondo.

En un momento dado, el príncipe William recibió un pequeño oso de Paddington, que pasó a un ayudante.

El príncipe William es ahora el heredero al trono tras la muerte de la reina (REUTERS)
El príncipe William es ahora el heredero al trono tras la muerte de la reina (REUTERS)

Se le vio tocando ligeramente la espalda de Kate mientras ella se agachaba para hablar con un niño en la parte delantera de las puertas.

Las parejas reales caminaron separadas la una de la otra, y el duque y la duquesa de Cornualles y Cambridge hablaron con la gente en un lado de la carretera mientras Harry y Meghan saludaban a los miembros de la multitud en el otro lado de la carretera.

Kate se agachó en un momento dado para hablar con un niño que había empezado a llorar. La niña dejó de llorar cuando Kate se acercó a ella.

El príncipe y la princesa de Gales viendo flores a las puertas del Castillo de Windsor
El príncipe y la princesa de Gales viendo flores a las puertas del Castillo de Windsor

También se vio a Meghan estrechando la mano de varios niños y personas que le profesaban cariño.

Más tarde, el príncipe Harry se trasladó y se unió a su hermano en el mismo lado de la carretera, charlando con ánimo con la multitud que esperaba.

El número de ramos de flores que les entregaron en homenaje a la reina fue tan grande que los cuatro tuvieron que devolverlos en repetidas ocasiones a los ayudantes que los esperaban.

Kate y Meghan dedicaron gran parte de su tiempo a hablar con los niños, que se encontraban entre la multitud de nueve personas que bordeaban el Long Walk.

Desde el mes de junio no se veía a las dos parejas juntas en público (BBC)
Desde el mes de junio no se veía a las dos parejas juntas en público (BBC)

Los hermanos estuvieron juntos por última vez el jueves por la noche, cuando ambos viajaron a Balmoral al conocer la noticia de que la reina estaba siendo atendida por los médicos.

El príncipe Harry se unió a los miembros de la familia real después de que se anunciara al mundo la noticia de la muerte de la reina, mientras que William llegó con los príncipes Andrew y Edward y Sophie, duquesa de Wessex, a primera hora de la tarde.

El duque de Sussex fue el primer miembro de la realeza en abandonar Balmoral a primera hora de la mañana del viernes.

Banita Ranow, de 28 años, entre la multitud del Long Walk, dijo que escuchó a Kate hablar con los niños que estaban a su lado sobre lo que su hijo menor Louis había dicho sobre la muerte de la reina.

El duque y la duquesa de Sussex caminando fuera del Castillo de Windsor para ver los homenajes florales a la reina (REUTERS)
El duque y la duquesa de Sussex caminando fuera del Castillo de Windsor para ver los homenajes florales a la reina (REUTERS)

Relató que Kate les dijo a los niños: “Louis mencionó que al menos la abuela está ahora con el bisabuelo”.

Ranow señaló que Kate estaba “conmovida” mientras hablaba con los niños, y añadió que se sorprendió al ver a las dos parejas reales juntas: “Fue muy bonito”.

Su madre, Baljinder Ranow, de 64 años, indicó que fue “fabuloso”, y agregó: “Fue muy bonito de ver. Me emocioné mucho y sentí que a la reina le habría encantado. Solo espero que en el futuro siga siendo así y que los hermanos se unan, y las familias”.

Harry y Meghan estrecharon las manos de la multitud de simpatizantes y conversaron con ellos (REUTERS)
Harry y Meghan estrecharon las manos de la multitud de simpatizantes y conversaron con ellos (REUTERS)

Angela Fleming, quien se reunió con el duque de Sussex, dijo que la hora y media de espera fuera del Castillo de Windsor valió la pena.

Y expresó: “Fue inesperado, muy inesperado”.

Sus hijos, Jacob y Jenson, estaban cansados por el calor, pero ella señaló que recordarán este momento durante mucho tiempo: “Es bueno para los chicos. Estaban bastante inquietos, pero valió la pena”.

Su marido, Andrew Fleming, pertenece a la Coldstream Guards y estaba trabajando en Londres en el Consejo de Ascensión, a primera hora del día.