Que siempre no: Harry y Meghan no se casaron antes de la boda real

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 29 (EL UNIVERSAL).- Luego de la controversia que el príncipe Harry y Meghan Markle provocaron tras asegurar que, días antes de la boda real, ellos se casaron frente al arzobispo de Canterbury en el patio trasero de su casa, ahora son los mismos duques los que han salido a desmentir sus declaraciones. Esta serie de confesiones se dieron a conocer durante una entrevista que la actriz y el príncipe dieron a Oprah Winfrey.

"Sabes, tres días antes de nuestra boda, nos casamos. Nadie lo sabe. Los votos que hemos enmarcado en nuestra habitación son de nosotros dos intercambiados en nuestro patio trasero con el arzobispo de Canterbury", confesión que hizo sonar las alarmas especialmente en la iglesia católica anglicana.

A varios días de las polémicas declaraciones, un representante de los también duques de Sussex admitieron al diario "The Daily Beast" que el príncipe Harry y Meghan Markle no se casaron antes de la ceremonia oficial, como afirmaron en su entrevista con la presentadora estadounidense. "La pareja intercambió votos personales unos días antes de su boda oficial / legal el 19 de mayo".

Es decir, que la pequeña ceremonia que los esposos tuvieron antes de la gran boda, fue solo un acto simbólico y sin importancia legal.

La semana pasada, el vicario Mark Edwards dijo que contactó a la oficina del arzobispo luego de escuchar las declaraciones de la actriz y le dijeron: "no se celebró ninguna boda". Incluso, Mark aseguró que las reglas sobre las bodas de la Iglesia de Inglaterra, de la cual la reina Isabel II es la gobernadora suprema, requiere de al menos dos testigos y debe ser abierta al público para presentar objeciones si así lo desean.

También se sumó el reverendo Tiffer Robinson, vicario en Suffolk, con su opinión en Twitter: "(Meghan Markle) Tiene derecho a considerarlo su matrimonio si así lo desea. Los estadounidenses están mucho menos preocupados por los detalles de la ley del matrimonio que el clero inglés".

Por otro lado, el exsecretario Stephen Borton dijo a "The Sun": "Meghan está obviamente confundida y claramente mal informada. No se casaron tres días antes frente al arzobispo de Canterbury. La licencia especial que ayudé a redactar les permitió casarse en la Capilla de San Jorge en Windsor y lo que sucedió allí el 19 de mayo de 2018 y fue visto por millones en todo el mundo fue la boda oficial reconocida por la Iglesia de Inglaterra y la ley".