Harris y Xi se reunieron en cumbre de la APEC, un nuevo impulso al diálogo China-EEUU

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y el presidente de China, Xi Jinping, se reunieron el sábado para prolongar los intercambios entre ambos países rivales, ahora en tono conciliador desde la cumbre entre el líder chino y su homólogo estadounidense Joe Biden.

Harris y Xi tuvieron un breve encuentro en la cumbre del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Bangkok, donde Rusia, el otro oponente de Washington, parecía aislada en ausencia de una personalidad fuerte para defender la invasión de Ucrania, que "la mayoría" de miembros del grupo condenó en un comunicado conjunto.

Su primer encuentro sigue la dinámica iniciada por Biden y Xi, quienes se comprometieron a reducir las tensiones entre las dos superpotencias rivales el lunes en su reunión de tres horas en Bali, al margen de la cumbre del G20, que reúne a las grandes economías del planeta.

Harris reforzó el mensaje de Biden de que "debemos mantener abiertas las líneas de comunicación para manejar responsablemente la competencia entre nuestros países", aseguró un funcionario de la Casa Blanca, bajo condición de anonimato.

Por su lado, Xi Jinping espera que las dos economías más grandes del mundo "reduzcan los malentendidos y errores de juicio" para promover "el retorno de relaciones sanas y estables", dijo, citado en un medio estatal.

En Bali y luego en Bangkok, Xi, en la cúspide de su poder después de haber obtenido un tercer mandato histórico, vio a numerosos dirigentes extranjeros, un signo percibido como una voluntad de presentarse como un líder responsable, dispuesto a afrontar los desafíos mundiales.

Su reunión con Biden, el primero cara a cara desde la llegada al poder del presidente Demócrata, fue "estratégica y constructiva y tiene importante significado para orientar las relaciones" entre Pekín y Washington que, de Taiwán a la guerra en Ucrania, avanzan en terreno resbaladizo.

- Disuadir a Corea del Norte -

Signo de la distensión, el secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, viajará a China a inicios de 2023, lo que sería la primera de un alto diplomático norteamericano desde 2018.

Blinken declaró a los periodistas en Bangkok que los contactos con Pekín buscaban garantizar que la competencia entre ambos países "no se convierta en un conflicto", y encontrar áreas de cooperación en cuestiones globales, como el cambio climático.

Xi Jinping, que no ha visitado Estados Unidos desde 2017, podría hacerlo en 2023 para la próxima cumbre de la APEC en San Francisco.

En la isla indonesia de Bali, Biden se reunió con Xi durante tres horas y le pidió ayudar a contener a su aliado Corea del Norte, cada vez más temido por Washington y Seúl tras la reciente serie sin precedentes de lanzamientos de misiles balísticos por parte de Pyongyang.

China debe utilizar su influencia sobre el régimen de Kim Jong Un, del que es el principal aliado diplomático y económico, para animarle a "no ir en esta dirección de provocación, que sólo desestabiliza la región y el mundo", dijo el viernes un funcionario estadounidense.

Harris sostuvo el viernes conversaciones de emergencia con los primeros ministros de Japón, Corea del Sur, Australia, Canadá y Nueva Zelanda, sobre el lanzamiento de misiles norcoreanos.

- La guerra en Ucrania -

La guerra en Ucrania es otro punto de discordia entre Washington y Pekín, que reivindica una postura neutral frente a la invasión rusa, pese a los llamados a que condene públicamente a Moscú.

El comunicado final de la APEC, que concluyó tras un día y medio de discusiones, recordó esta divergencia.

"La mayoría de los miembros condenaron la guerra en Ucrania y enfatizaron que causa inmenso sufrimiento humano y exacerba las fragilidades existentes en la economía global", reza la declaración.

Después de Tailandia, Harris es esperada el martes en la provincia filipina de Palawan, al borde del mar de China Meridional, gran parte del cual es reclamado por Pekín. Se convertirá en la funcionaria estadounidense de más alto rango en visitarla.

La cumbre de la APEC concluyó una intensa secuencia diplomática en la región, tras la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Phnom Penh y la cumbre del G20 en Bali.

sct/pdw/cwl/mas/mis/meb