Hana Kimura, y su estrecha relación con la lucha libre mexicana

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 23 (EL UNIVERSAL).- La muerte de la joven gladiadora japonesa, Hana Kimura, quien se quitó la vida tras sufrir un constante ciberbullying debido a su trabajo en un reality de lucha libre, impactó a la industria mundial del pancracio, pero de forma especial, caló en la memoria de personajes ligados a los costalazos de paga en México, quienes compartieron con ella momentos arriba y abajo del cuadrilátero.

Es el caso de Demus, quien junto a su pareja Hiroka, conocieron a Hana desde los 10 años, en algunas de los viajes que el luchadora hacía a territorio nipón. "Era hija única de Kioko Kimura, una luchadora japonesa de la época de Hiroka, de hecho son amigas cercanas. A la niña la conocí a la edad de 10 años, y desde entonces ser le veía un futuro prometedor en la lucha libre. Recuerdo que le pregunté si sería luchadora y me contestó que era lo que más deseaba".

El rudo lamentó que los aficionados no hayan entendido el trabajo que realizaba Kimura en el citado reality. "La gente no sabe que existe n guión que ella tenía que seguir como la chica mala, la ruda. Así que se ganó muchos comentarios que la herían. En un capítulo lavó el equipo de un luchador sin 'percatarse' y lo echó a perder y ella en su papel de la mala. El resultado fue empezaron a bullearla, deseándole hasta la muerte".

Aún sin estar en grabaciones, debido a la pandemia de coronavirus, "seguían las amenazas y no aguantó la depresión y se suicidó. Es es lo que sé por parte de Hiroka. Hana vino el año pasado y nos veríamos porque traía regalos para Hiroka de parte de su mamá. Pero perdió su pasaporte y se ocupó en eso, quedamos de encontrarnos más adelante pero ya no la veremos. Que descanse en paz".

A punto de quebrarse por el recuerdo, Star Fire, quien trabajó en Japón con Kimura, así describió su historia juntas. "Tuve la fortuna de conocerla más como persona que como luchadora, su madre era la líder del grupo, así que convivimos mucho, pues Hana se quedaba con nosotras en el departamento donde vivíamos las extranjeras, la conocí de 15 o 16 años".

Comparte que a Hana le gustaba mucho bailar, la música en inglés y decía que no le gustaban los hombre s mexicanos. "Era una niña muy humana, decía que quería venir a México y efectivamente vino un corto tiempo, tal vez lo que le faltó para trabajar aquí fueron contactos con empresas, cuando vino me retó a un mano a mano, pero por cuestiones de tiempo no se hizo nada".

Una noticia demoledora para la enmascarada, "ver que tan joven, tan alegre y tan lindo ser humano decidiera tomar una decisión así. No puedo hablar mal o tener una mala imagen de ella, por que siempre la veía con una sonrisa y cuando me veía me abrazaba y me decía 'I love you'".

Otra que también la trató en Japón fue la Jarochita, quien le dedicó un mensaje en sus redes sociales. "Un placer haberte conocido, luchar de parejas, de convivir, viajar y pensar que la última vez te encontré en un elevador en Tokio Dome en una función de fantasticamania y siempre sonriente y amable. Descansa en paz Hanna nos vemos en la otra vida".

Mientras que Goya Kong también mostró su dolor. "Aún no lo puedo creer!! Era una hermosa chica con la que tuve el placer de luchar en Japón y convivir con ella, tenía todos sus sueños por delante, pero el maldito ciberbullying se los ha quitado".

Su huella en México incluye a algunas promotoras de corte independiente, como Promociones Cantú. "Mi más sentido pésame a la familia de Hana Kimura, gran pérdida para la lucha libre, muy joven y con un futuro prometedor.

En el 2018 estuvo con nosotros en Nuevo Laredo y fue excelente trabajar con el. Tenía una sonrisa hermosa que contagiaba , una niña muy linda y que gran lucha nos brindó junto con Mary Apache y Natsumi. No tengo palabras para expresar mi sentir de lo ocurrido, muy lamentable lo sucedido", publicó Roxana Cantú.