Hamlet Lavastida, el artista incómodo que juega con la propaganda del comunismo y lleva meses preso en Cuba

·6  min de lectura
Hamlet Lavastida
Hamlet Lavastida es uno de los rostros internacionales más conocidos del arte político joven cubano.

Con carteles y fotos, grabados, videos y collages, e incluso, con pedacitos triturados de papel ha cuestionado -y subvertido- por años la propaganda pasada y actual del comunismo.

Los discursos políticos y las ideologías socialistas, sus símbolos y líderes, sus frases y monumentos han sido parte central de su provocadora obra, que une en lazos visibles las realidades del antiguos Bloque Soviético con las de su Cuba natal.

Y aunque tal apuesta le ha costado numerosos dolores de cabeza -fue expulsado un tiempo de la universidad, no puede exponer ni vender sus obras en la isla- sus familiares y amigos nunca creyeron que terminaría como está ahora: preso desde hace 3 meses.

Se trata del reconocido artista joven cubano Hamlet Lavastida, quien tras regresar a la isla al terminar una residencia artística en la famosa galería Künstlerhaus Bethanien de Berlín -y pasar seis días en cuarentena- fue detenido y enviado a la cárcel de la Seguridad del Estado cubana: Villa Marista.

"Me llamaron en la noche del 26 de junio para decirme que mi hijo estaba preso, en proceso de investigación y ya no me dijeron más nada. Yo me volví como loca, no sabía qué pasaba", cuenta a BBC Mundo desde La Habana la madre del artista, Josefa Cordoví.

La mujer dice que desde entonces solo ha podido ver a su hijo en una sola vez y en pocas ocasiones ha logrado hablar con él por teléfono.

"La última vez que me llamó, me dijo que había pedido ayuda psicológica porque no se siente bien mentalmente. Eso me tiene preocupada, porque él tuvo problemas psiquiátricos cuando era niño y ahora no sé lo que puede estar pasando allí adentro. Tengo miedo que se esté volviendo loco en la cárcel", asegura.

Cordoví dice que luego de pasar casi dos semanas sin saber de su hijo conoció por el abogado que Hamlet había tenido coronavirus, sin embargo, la familia nunca fue notificada.

"Alguien se puede imaginar lo que es que se enferme una persona de algo así y que ni siquiera me lo informen a mí que soy la madre", agrega.

Hamlet Lavastida
La obra de Lavastida usa símbolos y líderes representativos del comunismo.

Detrás de las causas

En una inusual nota publicada en varios medios oficialistas y redes sociales, el gobierno informó a finales de junio que Lavastida había sido detenido porque "de manera reiterada" había "estado incitando y convocando a la realización de acciones de desobediencia civil en la vía pública, utilizando las redes sociales y la influencia directa sobre otros elementos contrarrevolucionarios".

Aunque la explicación oficial no abundó en detalles, la pareja de Lavastida, la escritora Katherine Bisquet asegura que, según le confirmaron las autoridades, las acusaciones contra el artista se basan en un chat privado en el que sugirió marcar billetes con las iniciales del Movimiento San Isidro y del 27N.

El MSI es un grupo de artistas, escritores y periodistas que desarrolló en noviembre pasado una huelga de hambre que fue terminada violentamente por la policía. En respuesta, el 27 de noviembre, un grupo de artistas se reunió frente al Ministerio de Cultura de La Habana, en la mayor manifestación de este tipo ocurrida en Cuba en décadas y que dio paso al Movimiento 27N.

"Es en ese contexto que en un chat en Telegram, Hamlet sugiere marcar los billetes, como un acto de performance. Pero fue una idea que se descartó y ni se discutió y que solo se hizo pública cuando la seguridad del Estado lo publicó en los medios oficiales", dice Bisquet.

Varias organizaciones legales y de derechos humanos han cuestionado los motivos detrás de la detención del aritsta, quien sigue preso en "proceso de investigación".

"Nadie en su sano juicio pensaría que Hamlet Lavastida podría ir preso por hacer la propuesta, entre amigos y en un chat privado, que no fue aceptada, de escribir "Patria y Vida" en unos billetes de curso legal, algo que no solo no es delito, sino que ni siquiera se puede calificar de tentativa (de delito)", dice a BBC Mundo Javier Larrondo, director de la ONG Prisioners Defenders.

Quién es Hamlet Lavastida

Lavastida se ha vuelto uno de los rostros internacionales más conocidos del arte político joven cubano.

Nacido en La Habana en 1983, se formó en la Academia de Artes de San Alejandro y el Instituto Superior de Arte, y tuvo entre sus maestras a las artistas Tania Bruguera y Cocó Fusco, que lo guiaron por los caminos del "artivismo".

"Hamlet desde que estaba estudiando desarrolló una conciencia política bastante aguda e inspiró su obra hacia el discurso oficialista, a la simbología y al lenguaje político que se usa en la propaganda comunista", señala Bisquet.

Según cuentan la escritora y la madre, esto lo llevó a tener numerosos problemas con las autoridades durante sus estudios y lo obligó, finalmente, a mudarse fuera de Cuba.

"Hay un momento en que dejas de ser un artista y te vuelves un contrincante para el régimen, pasas de ser artista a disidente y es en ese momento en el que a muchos no les queda otro remedio que irse", agrega Bisquet.

lavastida
Lavastida encuentra inspiración en temas soviéticos para su obra.

Vivió por varios años fuera de la isla, pasando numerosas residencias artísticas y exponiendo en reconocidas galerías y muestras internacionales.

Finalmente, se estableció en Polonia, donde se casó y tiene un hijo de 7 años (quien ha publicado varios mensajes en redes sociales preguntando por su padre), pero al terminar su residencia en Alemania, decidió volver a La Habana.

Hijo
Hijo

Los billetes

Tras el encierro de Lavastida, numerosos artistas y galerías de arte han pedido su liberación y Amnistía Internacional lo declaró "preso de conciencia".

Lavastida no es el único asociado al MSI y al 27N que se encuentra preso actualmente en Cuba.

Las autoridades detuvieron en mayo pasado al rapero Maikel Osorbo, luego al periodista Esteban Rodríguez y, tras las protestas masivas del 11 de julio, volvieron a arrestar a Luis Manuel Otero Alcántara, líder del MSI.

Otra decena de artistas, periodistas y activistas se encuentran en una especie de "prisión domiciliaria" en la que, sin orden judicial, no les permiten salir de sus casas.

lavastida
La obra de Lavastida incluye la reproducción de discursos del comunismo.

En criterio de Larrondo, la detención Lavastida y estos jóvenes busca enviar un mensaje no solo a los artistas que piden cambios desde dentro del país, sino a los que viven fuera.

"Sabemos que el encarcelamiento de Hamlet se lleva a cabo para que su entorno, el Movimiento San Isidro y el movimiento 27N adquieran miedo a pensar o construir idea alguna en torno al debate y la lucha por los derechos humanos. Y mucho más aún miedo de siquiera entrar en el país", agrega.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.