Entra a una casa abandonada a fumar marihuana y descubre una enorme tigresa enjaulada

Un hombre de Houston, Texas, decidió entrar en una casa abandonada para fumar marihuana, lo cual sigue siendo ilegal en el gran estado de EEUU. Seguramente había absorbido un par de veces el humo del cigarrillo cuando hizo el hallazgo: un enorme tigre dentro de una jaula, allí a unos pocos pasos de donde se había guarecido.

Su primera reacción, como en las películas, tiene que haber sido frotarse los ojos, puesto que al ver al animal pensó que estaba alucinando como resultado de su …momento de ocio.

Imagen de la tigresa de 350 libras encontrada dentro de una casa abandonada en Houston, Texas. (Foto: The Independent)

Pero no, la realidad estaba ahí, delante de sus ojos: un tigre que reposaba tranquilamente en una jaula en el garaje, el cual, según las autoridades que acudieron al lugar, estaba asegurado apenas con un destornillador y una correa. También encontraron varios paquetes de carne a su alrededor.

Otro residente de la zona, al parecer, había visto al animal hacía una semana y lo había reportado a BARC, el centro que se encarga de las adopciones de animales en Houston.

Pero la suerte, o el susto, había quedado reservado para quien encontró al gigantesco felino en perfecto estado de salud. Al menos después de fumar cannabis atinó a llamar a la policía para reportar el extraño suceso.

Según dijo a la afiliada de CNN, KTRK, el sargento Jason llderete, de la Unidad para atender la Crueldad contra Animales del Departamento de Policía de Houston, cuando recibieron la llamada no podían creer lo que escuchaban.

“Les preguntamos si estaba bajo los efectos de las drogas o si realmente vio un tigre”, señaló.

Las autoridades no tardaron en llegar al lugar para hacerse cargo del felino, que, según reportan, había estado esperando pacientemente para ser examinado y llevado a un nuevo hogar, dónde podrá readaptarse a su vida. Se trata de una hembra y pesa unas 350 libras (158 kilos).

“Había una jaula muy pequeña básicamente en el interior un garaje en una casa que no parecía estar en la mejor forma. Así que fue importante que tomáramos el control de esa situación”, dijo Lara Cottingham, representante de la ciudad de Houston.

Para poder trasladar a la tigresa, la policía tuvo que sedarla y utilizar una grúa. Su nuevo hogar temporal será en BARC mientras se determina qué hacer con ella pues por ahora no podrá permanecer en el zoológico de la ciudad ya que no tiene capacidad.

“El zoológico de Houston está al tanto del tigre encontrado en el sureste de Houston hoy; sin embargo, no estamos involucrados en este caso y no lo podremos recibirlo como se había informado.  El establecimiento es el hogar de dos tigres malayos, Berani y Satu, y no tiene la capacidad de recibir tigres adicionales”, dijo la institución en un comunicado.

El caso aún se encuentra bajo investigación y no se ha confirmado si el dueño de la propiedad enfrentará alguna acusación. Por el momento la policía está determinando si el felino forma parte de una red de tráfico de animales en donde su valor podría alcanzar los 20,000 dólares.

“No es legal poseer ningún tipo de animales exóticos en la ciudad de Houston, incluyendo los tigres. Desafortunadamente, a veces la gente piensa que es genial tener una mascota exótica. Es muy importante que intentemos desalentar que eso suceda. Los animales salvajes no son mascotas, no pueden ser domesticados, y realmente necesitan estar en una instalación que tenga los recursos y los especialistas que pueden cuidarlos”, agregó Cottingham.

El tigre es una especie en peligro de extinción en el mundo: se calcula que sólo unos 4000 viven de manera libre y salvaje en el sur y sureste de Asia.