Hallan sin vida a Ana, José y Luis, los hermanos desaparecidos en Guadalajara, Jalisco

·4  min de lectura

La madrugada de este lunes 10 de mayo fueron localizados sin vida José Alberto, Luis Ángel y Ana Karen González Moreno, sustraídos de su propio hogar por un comando armado el pasado 7 de mayo.

La Fiscalía del Estado de Jalisco informó sobreel hallazgo de tres cuerpos, dos de hombre y uno de mujer, en San Cristóbal de la Barranca, sobre el kilómetro 27, carretera Federal 23. A poco más de 60 kilómetros de donde fueron secuestrados los jóvenes.

Al mediodía del lunes, autoridades de la Fiscalía confirmaron que los cuerpos pertenecían a José, Luis y Ana; cuyos cuerpos aparecieron cubiertos con varios tipos de telas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En el lugar del hallazgo también se encontró una manta, en la que se leía un mensaje amenazante al gobierno del estado. 

“Hace alusión a que no se esté mandando a personal civil a hacer investigaciones (…) cierran el mensaje diciendo ‘Esto le va a pasar a lo que hagan lo mismo’”, explicó el Fiscal del Estado, Gerardo Octavio Solís Gómez.

El Fiscal señaló que no había intención de secuestro a los hermanos; sin embargo, se tienen dos hipótesis sobre los hechos que desencadenaron su sustracción forzosa.

La primera coincidencia, señaló, fue un conflicto armado entre personal de la Fiscalía que prestaba servicio de escolta a un sujeto, cuya identidad no se reveló, y un grupo armado.

Los hechos ocurrieron en San Pedro Tlaquepaque, en Jalisco, al punto de las 23:00 horas del viernes 7 de mayo, a media hora de diferencia con la sustracción de los jóvenes.

El sujeto custodiado poseía dos domicilios: uno en donde se sostuvo el enfrentamiento y otro a unos metros de la casa de los hermanos González Moreno.

La Fiscalía no descartó la posibilidad de que se hubiera confundido a los jóvenes con sus propios elementos, en relación con el acontecimiento en Tlaquepaque.

Gerardo Octavio Solís tampoco eliminó la posibilidad de que la privación de libertad hubiera sido un ataque directo, aunque destacó que los jóvenes no estaban vinculados a actividades criminales.

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, condenó el asesinato de los hermanos y envió condolencias a los familiares, señaló que era un golpe más de la delincuencia contra el pueblo del estado.

“La amenaza directa al Gobierno plasmada en una lona encontrada junto a los cuerpos de los jóvenes no nos va a intimidar. Es evidente que con estos ataques quieren someter al Gobierno. No lo van a lograr”.

Aseguró que le daría seguimiento personal al ‘terrible caso’ y se comprometió a que se encontraría a los culpables “Ojalá que todos entendamos que el enemigo es el crimen organizado y que frente a ellos tenemos que estar unidos, sin mezquindades, sin politiquerías”.

El día de la sustracción

Fue aproximadamente a las 22:40 horas que los hermanos fueron sustraídos de su domicilio, en la colonia San Andrés, en Guadalajara, Jalisco. 

Al menos ocho sujetos que portaban armas largas entraron a la residencia de los hermanos y amagaron a otros familiares, para después llevarse a los jóvenes.

Autoridades describieron que los hombres iban encapuchados, con chalecos antibalas, pasamontañas y portaban armas de calibre grueso. Al menos uno de ellos portaba las siglas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Después de sustraer a los jóvenes por la fuerza, los subieron a una camioneta tipo familiar de color rojo, en donde se los llevaron.

Desde su desaparición forzada, no se sabía nada de los hermanos, de los cuales, José Alberto era estudiante de la carrera de Geografía en la Universidad de Guadalajara.

El viernes, la Universidad emitió un comunicado – firmado por el Consejo de Rectoras y Rectores – exigiendo la búsqueda y localización con vida de el miembro de su comunidad estudiantil, así como de sus dos hermanos. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“El Estado ha vuelto a fallar. Hoy la comunidad estudiantil estamos de luto. Nos acaban de confirmar que los hermanos José Alberto, Luis Ángel y Ana Karen Moreno fueron encontrados sin vida”, escribió Javier Armenta en redes sociales, la Federación de Estudiantes Universitarios de la Universidad de Guadalajara.

José Alberto González Moreno, de 29 años, era estudiante de Geografía en la Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara. Según El Occidental, también era ex chelista de la orquesta de la institución.

El mismo medio informó que Luis Ángel González Moreno tenía 32 años y acababa de abrir un negocio de serigrafía. Como su hermano menor, era músico y tocaba el violín. Y Ana Karen, la menor de ellos, con 24 años de edad, laboraba en una empresa dedicada a colocar plástico en los asientos de automóviles, de Guadalajara.

Con información de El Occidental.

También debes ver:

EN VIDEO: Ni esposado pudieron detenerlo, así se les escapó en sus narices