Hallan en Texas el cuerpo de Gilberto Villegas, migrante morelense

·4  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., julio 11 (EL UNIVERSAL).- El cadáver del migrante morelense, Gilberto Villegas Ocampo, reportado como desaparecido el 24 de junio pasado en Texas, fue localizado en una zona cercana al poblado de Falfurrias, una región desértica, salpicado de matorrales de ese estado, informó su esposa María Leticia Villegas al presidente de la Confederación Internacional de Morelenses y Migrantes Mexicanos, Pablo Antonio Castro Zavala.

Villegas es el cuarto migrante morelense muerto en Estados Unidos en los últimos 15 días, junto con Daniel Salgado Estala, oriundo de Yautepec, oriente del estado, cuyos retos encontraron en el Condado de Brooks el dos de julio pasado, pero oficialmente notificaron a los familiares hasta el jueves de la semana pasada.

Otro connacional fallecido es Mario Nicolás Toledo, víctima del tiroteo en el desfile del 4 de julio por los festejos del Día de la Independencia en Highland Park, Chicago. Sus restos los sepultaron el domingo en su natal Nexpa, Morelos.

El cuarto morelense muertos en Estados Unidos, es Juan Valeriano Domitilo, un hombre oriundo del municipio de Jojutla, que viajó como indocumentado en el tráiler abandonado en San Antonio, en el cual fallecieron 53 migrantes.

Sobre el caso del connacional Gilberto Villegas Ocampo, la Confederación Internacional de Morelenses informó que salió de su domicilio en el municipio de Amacuzac, sur del estado, acompañado de su sobrino, el pasado 30 de abril.

Castro Zavala, presidente de la organización con sede en Las Vegas, Nevada, dijo que María Leticia Villegas pidió ayuda del organismo en la búsqueda y localización de su cónyuge, por lo que se comunicaron con autoridades del Estado de Texas y enviaron información de Villegas Ocampo al Departamento del Sheriff en Falfurrias.

La esposa de Gilberto relató al dirigente de la Confederación que el 24 de junio pasado habló por última ocasión con el padre de sus dos hijos vía telefónica. "Oye Le, ya voy a caminar, ahí te encargo a mis hijos" de 14 y 19 años de edad, le dijo.

Después perdieron contacto y pidió ayuda a la organización cuyos dirigentes pidieron el apoyo de autoridades de Texas, sin embargo, la noche del sábado la esposa se comunicó con Castro Zavala para informarle que su esposo había sido localizado sin vida en una zona cercana al poblado de Falfurrias.

La Confederación Internacional de Morelenses y Migrantes Mexicanos agradeció el apoyo del Sheriff de Laredo, Condado Webb Martín Cuéllar, así como al Sheriff del Condado de Brooks por su colaboración en la búsqueda de connacionales.

El viacrucis del migrante: cansancio le impidió continuar

Gilberto Villegas Ocampo de 52 años de edad salió de Amacuzac justo el 30 de abril, Día del Niño. Con él viajaba su sobrino, Óscar Villegas Bahena, de 21 años de edad, y ambos trazaron como destino la ciudad de Houston, Texas. Buscaban concretar el sueño americano y aliviar la crisis económica de sus familias.

El hallazgo de su cadáver en Falfurrias, Texas, fue precedido por un comunicado de la Confederación Internacional de Morelenses y Migrantes Mexicanos donde informó que, de acuerdo con la versión del sobrino, Gilberto murió en el desierto porque el cansancio le impidió continuar.

María Leticia Villegas Millán, esposa de migrante fallecido, dijo a la Confederación la semana pasada que mantenía la esperanza de que su esposo siguiera con vida, pero el sábado le confirmaron el hallazgo del cadáver.

Cuando salió de su casa Gilberto Villegas vestía playera de color azul marino con cuello tipo polo, pantalón azul cielo de mezclilla y tenis marca Pirma, y fue reportado como desaparecido desde el 24 de junio pasado.

Ese día llamó a su esposa y le dijo: "Oye Le, ya voy a caminar, ahí te encargo a mis hijos" de 14 y 19 años de edad.

Villegas y su sobrino salieron de Morelos rumbo a Piedras Negras, Coahuila, ahí trabajaron por dos meses y desde esa frontera intentaron cruzar en tres ocasiones a Estados Unidos, pero fueron deportados por lo que se trasladaron a Reynosa, Tamaulipas y antes de intentar cruzar Gilberto avisó a su esposa.

El sobrino, según el comunicado de la organización, manifestó que su tío se quedó en el desierto, debido a que iba muy cansado y no podía continuar. También mencionó que los "coyotes" que cobraron cinco mil dólares por persona, le preguntaron que si se iba o se quedaba con su tío y él decidió abandonarlo para luchar por su vida.

El sobrino comentó a un familiar que su tío estaba blanco y sin signos vitales. Los familiares recurrieron a grupos de personas desaparecidas en las redes sociales para tratar de encontrar a Gilberto, sin obtener información positiva.

Posteriormente, el sobrino que sí llegó a su destino se comunicó con la esposa de Gilberto para notificarle del envío de una ubicación de una zona al norte de McAllen, Texas, donde supuestamente habría quedado el cuerpo de su tío, e hizo hincapié de que no lo buscaran más porque no estaba vivo.

Gilberto regresó a Amacuzac hace más de 10 años proveniente de Pasco, Washington, lugar donde permaneció por casi 5 años trabajando como jornalero en el campo. A su regreso a Amacuzac, condujo un taxi hasta que decidió buscar la forma de regresar a la Unión Americana con el sueño de mejorar su calidad de vida, sin embargo, murió en el intento.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.