Hallan en Noruega la estela rúnica más antigua del mundo

NORUEGA-ESTELA RÚNICA (AP)
NORUEGA-ESTELA RÚNICA (AP)

Los arqueólogos del Museo de Historia Cultural en Oslo dijeron el martes que han hallado una estela rúnica que según ellos es la más antigua del mundo, ya que las inscripciones, de hace 2.000 años, se remontan a los primeros tiempos de la enigmática historia de la escritura rúnica.

El bloque plano y cuadrado de piedra arenisca parda está tallado con inscripciones que podrían ser de las primeras muestras de escritura conservada en Escandinavia, dijo el Museo de Historia Cultural. Dijo que estaban “entre las inscripciones rúnicas más antiguas jamás halladas” y era la “estela rúnica fechable más antigua del mundo”.

"Este hallazgo nos dará muchos conocimientos sobre el uso de las runas en la Edad de Hierro temprana. Puede ser uno de los primeros intentos de usar runas sobre piedra en Noruega y Escandinavia” dijo Kristel Zilmer, profesora en la Universidad de Oslo, de la cual depende el museo, a The Associated Press.

Se han encontrado runas más antiguas en otros objetos, pero no en piedra. El artefacto rúnico más antiguo es un peine de hueso hallado en Dinamarca, tallado tal vez con un cuchillo o una aguja, dijo Zilmer.

La estela rúnica fue hallada hacia fines de 2021 durante la excavación de una tumba cerca de Tyrifjord, al oeste de Oslo, en una región caracterizada por varios hallazgos arqueológico monumentales. Los objetos hallados en la fosa —huesos quemados y carbón— permiten fechar la inscripción entre el 1 y el 250 de nuestra era.

“Necesitábamos tiempo para analizar y fechar la estela rúnica”, por eso se hizo el anuncio apenas el martes, aclaró.

La piedra de 31 por 32 centímetros (12,2 por 12,6 pulgadas) tiene varias inscripciones y no todas se han podido interpretar. Ocho runas en el frente forman la palabra “idiberug”, que puede ser el nombre de una persona, hombre o mujer, o de una familia.

Falta mucho por investigar en la piedra, llamada Svongerud por el lugar del hallazgo.

Será exhibida a partir del 21 de enero durante un mes en el Museo de Historia Cultural, que posee la mayor colección de artefactos históricos de Noruega, desde la Edad de Piedra hasta la era moderna.