Hallan muerto a hombre desaparecido de Phoenix en circunstancias misteriosas tras descubrir su auto incendiado

·2  min de lectura

La policía estatal de Arizona confirmó el lunes que un cuerpo recién descubierto era el de un hombre desaparecido de Phoenix, lo que puso fin a los desesperados esfuerzos de búsqueda que comenzaron el día de Año Nuevo.

Los restos de Benjamin Anderson, de 41 años, se encontraron a unas 30 millas (48 kilómetros) al norte de donde se vio por primera vez su vehículo quemado, luego de la desaparición del hombre en la víspera de Año Nuevo.

El caso permanece envuelto en un misterio, ya que justo antes de que la policía recuperara su cuerpo, se vio al Lexus de Anderson siendo conducido por tres extraños. Según sus amigos, su departamento también se encontró en desorden, lo que provocó una preocupación inmediata por el bienestar del nativo de Arizona.

Su viejo amigo, Daniel Stahoviak, realizó esfuerzos para tratar de encontrar a Anderson, y hace poco le contó a The Daily Beast sobre lo que él y otros hicieron en la búsqueda de su amigo.

Hasta ahora, la evidencia más convincente que apunta a la comisión de un delito fue el descubrimiento de tres extraños no identificados que conducían el Lexus UX blanco de Anderson frente a un hotel.

Sin embargo, la inacción de la policía, después de que Anderson desapareciera el 31 de diciembre, llevó a Stahoviak a iniciar una búsqueda por su cuenta.

“Esperamos que esté vivo”, le comentó el hombre de 40 años a The Daily Beast el lunes, justo antes de que la policía anunciara que habían encontrado su cuerpo. “Eso esperamos. Estoy tratando de juntar los hechos en mi mente y los temores aumentan”.

Posteriormente, tras diálogos con Lexus, la empresa automovilística consiguió localizar el modelo de Anderson que estuvo, durante un tiempo, en el estacionamiento de un hotel. Sin embargo, cuando los agentes llegaron a la escena, ya no estaba, lo que llevó a un grupo de amigos de Anderson a tomar el asunto en sus propias manos.

Desesperado, Stahoviak declaró que él y un coche lleno de amigos de Anderson “decidimos simplemente ir de hotel en hotel y, en el estacionamiento del Sheraton Crescent, está el auto, con tres personas adentro”.

El automóvil, estacionado en el cuarto nivel, arrancó y Stahoviak rápidamente lo persiguió. Pero cuando comenzó a conducir en sentido contrario por una de las calles, las cosas se pusieron demasiado peligrosas. Así que Stahoviak retrocedió y los asaltantes se perdieron en la noche.

No hubo nuevas pistas en ese momento, hasta que el grupo se encontró con los restos humeantes del Lexus blanco, estacionado fuera de UEI College.

“Esa gente en ese auto sabe algo”, afirma Stahoviak. “El Sheraton tiene imágenes de vídeo de esas personas en ese auto, porque hablamos con un guardia de seguridad en el Sheraton que nos dijo que la policía las tenía. Esas personas no llevaban cubrebocas, entonces, ¿quiénes son?”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.