Hallan en fosa de la Montaña de Guerrero restos de mujer

·2  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Después de un mes desaparecida, Elsnayth Ascencio fue hallada muerta en una fosa clandestina en el poblado de San Miguel Totolapa, en Huamuxtitlán, en la Montaña de Guerrero.

Dieron con sus restos por un mensaje que criminales dejaron en dos cuerpos desmembrados.

Elsnayth Ascencio era trabajadora de la Secretaría de Salud y desapareció el 28 de septiembre.

El viernes pasado, la Fiscalía General del Estado (FGE) localizó el cuerpo de dos hombres desmembrados en la entrada de Huamuxtitlán, junto a ellos estaba un mensaje escrito en una cartulina: "Aquí están los homicidas de la joven Asencio, busquenla (sic) en rancho la miradita".

Los cadáveres fueron identificados como Jesús Armando Morales Ocegueda y Jonhy Salgado Romano. Estas dos víctimas a quienes en la cartulina se les atribuye de la desaparición y asesinato de la joven, son vecinos de Huamuxtitlán.

Las autoridades acudieron este sábado a un rancho conocido como La Miradita y descubrieron la fosa que tenía cinco metros de ancho y dos de profundidad.

Este mismo sábado la trabajadora de la Secretaría de Salud fue identificada por sus familiares. La mujer que tenía 28 años de edad era vecina de la comunidad de Santa Cruz, de Huamuxtitlán.

El mismo 28 de septiembre cuando la joven fue privada de su libertad en las calles de Huamuxtitlán, un grupo de hombres armados asesinaron a un taxista.

El 26 de julio, la directora del Hospital Básico Comunitario de Huamuxtilán, Melida Honorato Gabriel fue asesinada a balazos por un grupo armado cuando junto con su hermana viajaban en una camioneta por las calles de esta localidad.

Desde esa fecha, trabajadores del hospital sólo atienden emergencias y la puerta principal del inmueble está cerrada, como medida de protección.

Desde junio, la Guardia Nacional tomó el control de la seguridad de Huamuxtitlán. Los soldados llegaron a ese municipio tras la desaparición y asesinatos de dos jóvenes que presuntamente cometieron policías estatales.

Los pobladores de Huamuxtitlán protestaron durante días para exigir la salida de la Policía Estatal y la destitución del alcalde, Elpidio Nava Rodríguez quien está ausente desde mayo.

La Policía Estatal llegó a Huamuxtitlán después de la detención del director de la Policía Municipal, José Armado Ayala, acusado por la desaparición y asesinato de un joven en la comunidad de Santa Cruz, ocurrido el 24 de mayo.

Al exjefe policiaco lo acusan de haber detenido al joven y entregarlo a una organización criminal. Cuando policías ministeriales lo detuvieron, el cadáver del joven apareció fuera del módulo de seguridad ubicado en el crucero de la carretera Tlapa-Puebla.

El exdirector de la Policía Municipal está preso acusado del delito de desaparición forzada.