Hallan dos nuevos cadáveres de migrantes en una operación de rescate en el Líbano

·2  min de lectura

Beirut, 25 abr (EFE).- Los equipos de rescate recuperaron este lunes otros dos cadáveres de la zona en la que el sábado se hundió una barcaza con decenas de inmigrantes ilegales frente a las costas de Trípoli, en el norte del Líbano, donde las labores de búsqueda avanzan con lentitud ante la falta de información.

"Hoy encontramos dos cadáveres, pero más allá de eso no se conoce el número total de personas que viajaban en la embarcación. Por eso no podemos ofrecer una cifra completa de desaparecidos, no hay documentos y nadie sabe cuánta gente iba a bordo, ni siquiera los pasajeros", indicó a Efe una fuente militar que pidió el anonimato.

Los dos nuevos hallazgos se suman a otros nueve fallecimientos confirmados ayer a Efe por fuentes del Ejército libanés, si bien la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) habían contabilizado solamente seis hasta anoche.

Al menos 45 personas han sido rescatadas con vida y se estima que "muchas" más permanecen desaparecidas tras el naufragio, de acuerdo con un comunicado emitido ayer por ambos organismos internacionales.

La Presidencia del país mediterráneo confirmó que entre los pasajeros había libaneses y extranjeros, si bien por el momento se desconocen las nacionalidades de las víctimas.

La nación de los cedros acoge a cerca de 1,5 millones de refugiados sirios que huyeron del conflicto al otro lado de la frontera sirio-libanesa a lo largo de la última década y que, según la ONU, están sufriendo con especial fuerza los efectos de la grave crisis desatada en el Líbano a finales de 2019.

En la actualidad, casi el 80 % de los libaneses viven por debajo del umbral de la pobreza, mientras cerca del 90 % de la comunidad refugiada siria en el país sufre pobreza extrema y buena parte de ellos son golpeados además por la inseguridad alimentaria, de acuerdo con datos de la ONU.

En los últimos años, las autoridades libanesas han endurecido la política de migración e interceptan las barcas que intentan partir desde el Líbano a Chipre para posteriormente arribar a diferentes países europeos.

"El Líbano es testigo de un aumento en las salidas por mar desde 2020, cuando 38 barcos con más de 1.500 pasajeros intentaron hacer la peligrosa travesía y más del 75 % de ellos fueron interceptados o devueltos", alertaron ayer Acnur y la OIM, al agregar que en lo que va de 2022 han partido al menos cuatro embarcaciones con inmigrantes ilegales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.