Hallan 2 basureros prehispánicos en la colonia Guerrero de la CDMX

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 25 (EL UNIVERSAL).- Investigadoras del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraron dos basureros prehispánicos, en la calle San Fernando, colonia Guerrero, con objetos que corresponden a las fases Azteca III (1430-1500 d.C.) y Azteca IV (1500-1521 d.C.), y en calles aledañas, hallaron un piso y restos de muros del Ex Convento de San Hipólito.

Los hallazgos los hicieron Nancy Domínguez Rosas y Jimena Rivera Escamilla, mientras supervisaban una de las obras del Sistema de Aguas de la Ciudad de México y de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México.

Las labores de supervisión iniciaron el 10 de mayo cerca del Templo de San Hipólito, en la calle San Fernando, donde se encontraron los basureros prehispánicos con deshechos que probablemente "estén relacionados con los ritos de la ceremonia del Fuego Nuevo, la cual marcaba la conclusión de un ciclo de 52 años y el inicio de otro en el calendario mesoamericano, momento en que los mexicas se deshacían de lo viejo para dar espacio a lo nuevo".

En los basureros, dijo el INAH en un comunicado, se encontraron objetos como "malacates para hilar, navajillas y raspadores de obsidiana verde del Cerro de las Navajas (en el estado de Hidalgo), sellos, figurillas antropomorfas, cajetes, molcajetes y demás cerámica que por su tipología se asocia a las fases Azteca III (1430-1500 d.C.) y Azteca IV (1500-1521 d.C.)".

En esa zona de la actual colonia Guerrero se llevan a cabo labores de sustitución de drenaje y para ello se realizan excavaciones de diferente profundidad: "En algunos de ellos, debido a que el subsuelo ha sido alterado por trabajos previos, se puede llegar hasta los cuatro metros, y en otros solo bajan entre 40 y 60 centímetros".

Las investigadoras señalaron que entre otros hallazgos en esa zona también están los restos de un piso relacionado con el conjunto conventual de San Hipólito, uno de los primeros edificios coloniales de Ciudad de México donde Bernardino Álvarez fundaría el primer hospital psiquiátrico de América Latina, en 1567. Sin embargo, durante el Porfiriato, alrededor de 1890, todo este complejo se vio reducido a una cuarta parte de su extensión original.

"Fue sorprendente encontrar una fracción de piso del complejo conventual de San Hipólito, in situ. Debido a un obstáculo que se presentó en la inducción de unos tubos de drenaje en la calle Héroes, fue necesario hacer una cala para determinar el motivo. A una profundidad de 80 centímetros a 1.50 metros, empezó a salir un piso de lajas de cantera, de aproximadamente 20 metros de largo, asociado con bloques de lo que pudo ser un muro", dijeron

El INAH detalló que como parte del Proyecto Salvamento Arqueológico San Hipólito también se han hallado fragmentos de cerámica vidriada como lebrillos, que dan cuenta de la actividad cotidiana del convento; además de lozas finas pintadas a mano, importadas de Europa, usadas por las familias de las residencias porfirianas a finales del siglo XIX. A su vez, a siete centímetros bajo el asfalto, en las calles de Violeta y Mina, se hallaron vías del tranvía que cruzó la zona entre 1856 y 1979.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.